La EASA se sumó a la decisión que tomaron previamente China, Indonesia y Singapur, entre otros

La autoridad de aviación civil de la Unión Europea decidió este martes dar orden de cerrar el espacios aéreo del continente para todos los vuelos comerciales con aparatos Boeing 737 Max, tanto arribos y partidas como aquellos vuelos que atraviesen el espacio aéreo. La decisión de la EASA, por sus siglas en inglés, involucra a algunos de los aeropuertos más transitados del continente, London Heathrow (Gran Bretaña), París-Charles de Gaulle (Francia) y Schiphol de Ámsterdam (Países Bajos). La decisión se produce dos días después de que un Boeing de ese modelo cayera a tierra causando 157 muertos en Etiopía, el segundo accidente catastrófico de ese nuevo modelo en menos de seis meses.

El 737 MAX 8 de la compañía Ethiopian Airlines con destino en Nairobi (Kenia) se estrelló el domingo en el sureste de Adis Abeba poco después de despegar, matando a 157 pasajeros y miembros de la tripulación. Según un testigo, Tegegn Dechasa, la parte trasera del avión “ya estaba en llamas cuando cayó”. La prohibición es “una medida de precaución” debido a las tragedias que sufrieron los pasajeros de este tipo de aeronaves en Indonesia y Etiopía, con menos de seis meses de lapso entre ellas y con unidades de menos de dos años de antigüedad. También China, Indonesia, Corea del Sur, Mongolia y Australia tomaron medidas similares, mientras que Estados Unidos -país donde nació la compañía- aún no fue tan restrictivo, aunque sí anunció que ordenará modificaciones. Entre las aerolíneas que tomaron la decisión de cancelar por el momento los vuelos con los modelos MAX están Ethiopian Airlines, dueña del aparto que se estrelló el pasado domingo, Cayman Airways, Royal Air Maroc, Aeroméxico, Aerolíneas Argentinas y la brasileña Gol.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.