Esto, bajo la premisa de que la Auditoría realizaba gastos superfluos en comidas y eventos ajenos a sus actividades

Dulce Gómez

Diputados del bloque Juntos Haremos Historia, con el apoyo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), impulsaron la reforma a la Ley de Rendición de Cuentas y Fiscalización Superior del Estado de Puebla, que permitirá la reducción del presupuesto de la Auditoría Superior del Estado (ASE) para 2019, bajo el pretexto de supuestos gastos superfluos en comidas y organización de eventos ajenos a sus actividades. En sesión ordinaria de ayer lunes, y con 26 votos a favor y la contra de los legisladores de Por Puebla al Frente, el Congreso del Estado avaló la reforma a la fracción I del Artículo 129 que le dará la oportunidad de materializar el recorte de 14 millones de pesos a la auditoría para el siguiente año. Durante la discusión en el Pleno, los diputados del bloque lopezobradorista defendieron que como parte del discurso de Austeridad Republicana que promueve el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, debía aplicarse una reducción presupuestal al órgano autónomo y evitar “el despilfarro” que, acusaron, se ha dado en los últimos años.

El diputado de Morena, Héctor Alonso Granados, acusó que, en los últimos años, la auditoría y su titular David Villanueva Lomelí han ejercido gastos innecesarios y superfluos en comidas de hasta 20 mil pesos de cuenta, así como la organización de concursos que poco tienen que ver con las tareas de la Auditoría Superior del Estado (ASE). Por otra parte, del lado del Partido Acción Nacional (PAN), el diputado Oswaldo Jiménez calificó la iniciativa de reforma como “revanchismo político” por parte de la fracción morenista así como del diputado del Partido del Trabajo (PT), José Juan Espinosa Torres, ante observaciones hechas a la cuenta pública 2015 de San Pedro Cholula cuando el legislador petista fue alcalde. La reforma aprobada, que contó también con el apoyo de los cuatro diputados del PRI, permitirá dar luz verde al anteproyecto de presupuesto para la Auditoría Superior del Estado (ASE), y hará que su bolsa de recursos pase de 154 a 140 millones de pesos para 2019.