Se aclaró que sólo se permitirá el 30 por ciento del personal con base en un calendario de trabajo

Jesús Lemus

La LX Legislatura del Congreso del Estado de Puebla confirmó que seguirán suspendidas sus actividades presenciales hasta el próximo 26 de enero, como parte del decreto que busca cortar la curva de contagios del Covid-19.

Lo anterior se refleja mediante un comunicado de prensa que envió el Congreso del Estado de Puebla, donde se explica que están acatando las recomendaciones del gobierno a cargo de Miguel Barbosa Huerta.

También se explicó que a partir del 26 de enero, el personal que llegue a laborar, tendrá que portar el cubrebocas, colocarse gel antibacterial y sanitizar constantemente su área de trabajo.

Se aclaró que sólo se permitirá el 30 por ciento del personal con base en un calendario de trabajo, dejando en claro que personas embarazadas o grupos vulnerables, no asistirán al Congreso del Estado a laborar para evitar riesgos en su salud.

Y es que en los últimos días, los diputados locales mantienen sus sesiones de comisiones en forma virtual, con el objetivo de no frenar las actividades internas, tomando en cuenta que está en puerta el inicio del segundo periodo de sesiones para el 15 de enero y la glosa de comparecencias como parte del II Informe de Labores del gobernador Miguel Barbosa Huerta.

“Se debe aclarar que las actividades de la LX Legislatura y de sus diputadas y diputados continúan conforme marca el calendario laboral, estas medidas son, únicamente, para evitar el trabajo presencial de la base trabajadora a fin de detener la curva de contagios”, refiere la información del Congreso.