Jorge Barrientos

El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, aplaudió las medidas y acciones que está implementando el Ayuntamiento de la capital poblana para prevenir y erradicar el acoso callejero, las cuales van, desde el arresto con 36 horas, hasta sanciones económicas a quienes cometan dicha falta. Por ello, dijo que este tipo de acciones, en realidad, no deberían suceder y la autoridad civil es quien debe atender este tipo de temas, ya que, en la actualidad, la descomposición del tejido social viene en decremento, aunado a los feminicidios de los últimos tiempos. Por lo que señaló que “mientras la Ley no actúe, seguirán dándose este tipo de cosas”. Comentó que, en días pasados, estuvo en Ciudad Juárez, Chihuahua, y en la semana hubo más de 40 muertos. Aseguró que es un fenómeno que se está dando en todo el país y es un problema muy delicado. En otro tema, Sánchez Espinosa dijo que hay temor de que los templos afectados por el terremoto del 19 de septiembre puedan colapsar ante el incremento de las lluvias, a consecuencia del peso del agua que se acumula en las partes más altas de los edificios. Dijo que los templos con más afectaciones no están siendo ocupados para celebrar misas desde hace 11 meses, de cualquier manera, solicitó a los párrocos colocar lonas sobre los edificios para captar y desviar el agua de la lluvia y, con ello, evitar algún desastre mayor.