El presidente Andrés Manuel López Obrador considera que la Auditoría Superior buscó complacer a los opositores de su gobierno proporcionándoles mal información sobre el manejo de recursos públicos
Expansión Política
El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que este jueves enviará una carta a la presidenta de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri, para que inicie una investigación a la Auditoría Superior de la Federación por ejercer una “actitud politiquera”, por dañar a su gobierno y complacer a sus opositores al mal informar sobre el costo de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM).
“No creo, aunque existe la posibilidad de que hayan hecho mal las cuentas, aun así, sería lamentable que la Auditoría de la Federación hiciera mal las cuentas, más bien creo que se trata de una actitud politiquera, de que buscaron dañarnos para complacer a nuestros opositores, entonces no vamos a dejar asar este asunto porque está de por medio la dignidad”, planteó este jueves.
En el tercer informe de la Cuenta Pública de 2019, que es la primera revisión del gobierno de López Obrador, el órgano fiscalizador reveló que el costo de no construir el aeropuerto de Texcoco ascendió a 331,991 millones de pesos, sin embargo, días después se retractó y aseguró que hay “inconsistencias” en su informe y que se aclararía la cifra del sobrecosto.
El presidente López Obrador consideró que la ASF elaboró un informe “tendencioso y falso” sobre el manejo de recursos públicos en el primer año de su gobierno.
“Aun cuando los responsables de la Auditoría Superior de la Federación se han retractado ante tamaño absurdo (del sobrecosto), esgrimiendo que aplicaron mal sus métodos de proyección, considero que una actitud de este tipo no solo obedece a una deficiencia técnica sino también a una intencionalidad política”, plantea la carta que enviará este jueves a la Cámara de Diputados.
López Obrador lamentó que esta información haya servido a sus opositores para criticar su gobierno.
“Ésta y otras falsedades técnicas contenidas en el informe fueron utilizadas por la oposición conservadora y por la prensa que defiende el antiguo régimen corrupto para tratar de dañar la imagen de rectitud y honestidad de nuestro gobierno”, añade la carta.
Respecto a si espera que sea destituido como auditor de la federación, David Colmenares, el mandatario federal mencionó que su intención no es dañar a nadie, pero que esa decisión se tomará en la Cámara de Diputados, de acuerdo con los resultados que arrojen la investigación.
“No podíamos dejar pasar un asunto así, como no vamos a dejar pasar nada que signifique engañar a la gente”, aseguró López Obrador.