Diputados morenistas y panistas sacaron temas relacionados a la salud para recriminar acciones pasadas y nuevas

Jesús Lemus

Al PAN le salió el tiro por la culata y tras lucrar con el tema del cáncer de mama a través de acusaciones en contra del Gobierno Federal, Morena reviró y sentenció que el albiazul sólo se caracterizó por “chingarse el dinero” con el extinto Seguro Popular que difícilmente atendió a personas enfermas y cuando lo hacía, les inyectaba medicamentos basados en agua.

Lo anterior se vivió en la sesión del Congreso del Estado, donde la diputada local del PT, Guadalupe Muciño Muñoz, reveló que es una de las sobrevivientes a esta enfermedad, que por eso pidió se reforzaran las campañas para la detención de cáncer, estos sin fines de lucro.

Sin embargo, la diputada del PAN, Mónica Rodríguez Della Vecchia, calificó de inhumano al Gobierno Federal por cancelar diversos proyectos para atender enfermedades que se basan en el cáncer, situación que ha dejado a varias mujeres y niños sin medicinas que les ayude a salir adelante.

A la respuesta anterior, la diputada local de Morena, Vianey García Romero, indicó que su mamá se murió de un tipo de cáncer que no se atendió en el Seguro Popular por la falta de tratamientos, que en otros casos se caracterizaban por inyecciones de agua, situación que demostraba como se chingaban el dinero los gobiernos panistas.

Finalmente, la diputada del PRI, Rocío García Olmedo, opinó que el cáncer de mama, al igual que el Covid-19, es una pandemia que exhibe a las áreas de salud de todo el país por no tener las políticas públicas para enfrentar esta enfermedad.