La Secretaría de Salud indicó que se necesita un gasto total de unos 8 mmdp para su rescate

Infobae

 El gobierno de Andrés Manuel López Obrador detalló este jueves la información sobre la herencia en el sector salud que recibieron de las administraciones anteriores, a la que calificaron de sistemáticamente abandonada y hecha añicos. “Hay abandono sistémico, dejaron hecho añicos. Y los escombros cayeron sobre las espaldas de los más pobres”, señaló sobre la situación el titular de la Secretaría de salud, Jorge Alcocer, durante una rueda de prensa. Alcocer explicó que el gobierno anterior dejó inconclusas 306 obras –hospitales– de las cuales 180 están suspendidas, debido a que se encontraban en total estado de abandono. Estos centros serán evaluados para determinar si es viable concluirlos “El abandono es de entre 1 y 14 años, hay un promedio de 6,1 años de abandono”, explicó Alcocer.

El gobierno de Enrique Peña Nieto, antecesor directo de López Obrador, inició en diciembre de 2012. Entre las razones listadas por el titular de salud por las cuales no se finalizaron las obras, destacan la falta de financiamiento, falta de recursos humanos para iniciar operaciones, falta de equipamiento especializado y algunas se encuentran en una revisión jurídica y técnica. Estas desatenciones son las que han causado la saturación en las unidades médicas disponibles, aseguraron. La necesitad de que el personal labore en lugares distantes de sus domicilios y los largos retrasos en las consultas programadas también fueron citadas como consecuencias. Sin embargo, Alcocer descartó conocer la cantidad de dinero invertido en las obras y cuántos recursos se perdieron. También negó que su secretaría haya identificado las responsabilidades del atraso para poder iniciar procesos legales en contra de ellos.

 El secretario indicó que se planean finalizar 31 unidades médicas este año y unas 23 más en 2020. La inversión aproximada para este año en ese apartado será de casi tres mil millones de pesos. El próximo año, se planea un gasto de unos 2,3 mil millones. Además, se necesitaría una inversión de mil millones de pesos en equipamiento, y 1.025 millones para la plantilla, así como 838 millones para asegurar su operación: un gasto total de 8 mil millones de pesos para el rescate del sector. Por su parte, los directores del IMSS y del ISSSTE, Zoé Robledo y Luis Antonio Ramírez, señalaron que se cuentan con 1.785 centros de salud y hospitales en activo.