Añadió que el garrote político en una campaña no es la mejor opción para fines electorales

Jesús Lemus

La dirigente de Alternativa Democrática Nacional (ADN) del PRD, Roxana Luna Porquillo, no descartó que la detención de hace casi un mes del ex gobernador de Puebla, Mario Marín Torres, se utilice como “garrote político” para afectar a la coalición Va por México y Va por Puebla, donde competirá este partido, el PAN y PRI para diversos cargos públicos.

Señaló que la impartición de justicia en el país es muy compleja, pues en lugar de que todas las autoridades se concentren a resolver otros delitos que son de alto impacto, hay unos que se utilizan con fines políticos como el caso de Mario Marín Torres.

Añadió que el garrote político en una campaña no es la mejor opción, pues sólo generaría apatía entre los poblanos para que salgan a votar el primer domingo de junio, cuando se renovarán diversos cargos públicos.

“Debe existir justicia en otros delitos, como es el caso de feminicidios, la corrupción que se comete por ex funcionarios. Hoy los ciudadanos ya se dan cuenta, el garrote político no es la mejor opción en este proceso tan complejo”.

Cabe señalar que en el caso del PAN, PRD y PRI, a través de la alianza Va por México, habrán de competir por la renovación de las 15 diputaciones locales, mientras que para la coalición Va por Puebla, lo harán en las 26 diputaciones locales.