Tras terminar la campaña regular, la institución quiere brillar en el nuevo campeonato

Huber García

 Los Tigres Blancos de la Universidad Madero alistan el proyecto de baloncesto para la siguiente temporada de la Asociación de Baloncesto Estudiantil (ABE) en la que buscan de nuevo el protagonismo como lo hicieron en este campeonato. El objetivo del siguiente torneo es el campeonato de la División 1 de este certamen con base a un sistema ofensivo y agresivo como lo mantuvieron en este semestre. “En lo personal fue una temporada muy positiva, pero resultó más importante lo que conseguimos como equipo y como familia. Al principio del año nos pusimos como meta tener una temporada diferente a las demás porque para lograr el éxito es necesario plantearte objetivos claros y altos. Tigres Blancos entendió bien que los equipos finalistas trabajan el doble en entrenamientos y en juegos y con esa mentalidad afrontamos cada partido del año. Todos nos sentimos contentos por formar parte del equipo que logró el primer pase a Ocho Grandes porque pensamos que a partir de aquí la meta será regresar a las finales cada año”, dijo Oscar Romero. “Jugar las finales es una experiencia que te marca como jugador porque te enfrentas a los mejores equipos del país conociendo que dar un buen partido no es suficiente porque tienes que dar más. En los Ocho Grandes cada jugada cuenta y demostramos que somos un gran equipo y que podemos competir con cualquiera. Esto es una experiencia que todos como equipo queremos repetir y seguramente así será”.