EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, apuntó este jueves que Turquía necesitaba “mano dura” para declarar un alto el fuego en su ofensiva contra las milicias kurdas en el norte de Siria. Este acuerdo NUNCA podría haberse hecho hace tres días. Necesitaban (los turcos) algo de ‘mano dura’ para lograrlo. Bien por todo el mundo. ¡Orgulloso de todos”, dijo Trump en un mensaje en la red social Twitter. Este es un gran día para la civilización. Estoy orgulloso de Estados Unidos por permanecer junto mí a la hora de seguir una vía necesaria, pero al mismo tiempo no convencional. La gente ha estado intentando lograr este ‘Acuerdo’ durante muchos años”, agregó. El mandatario estadounidense aseguró: “Se salvarán Millones de vidas. ¡Enhorabuena a todos!”. Más tarde, en declaraciones a los periodistas en Texas, donde tiene previsto celebrar un mitin esta noche en Dallas, Trump destacó que “los kurdos están muy contentos, Turquía está muy contenta, Estados Unidos está muy contento y la civilización está muy contenta”. Aprecio mucho lo que (los turcos) han hecho y tengo un gran respecto hacia el presidente Erdogan, si esto se hubiera dejado continuar se hubieran perdido millones de vidas”, subrayó el mandatario de Estados Unidos.

Trump se deshizo en elogios a Erdogan. “Es un líder fantástico, es amigo mío”, dijo el presidente de Estados Unidos que describió a su homólogo turco como “un hombre duro, un hombre fuerte”, que en su opinión ha hecho lo que tenía que hacer al aceptar esta tregua y afirmó que, tras esta decisión, le gustaría recibirlo en la Casa Blanca, en la reunión programada el próximo 13 de noviembre. Los kurdos están ahora más inclinados a hacer lo que se tiene que hacer, Turquía está más inclinada a hacer lo que se necesita -agregó-. Esta es una situación en la que todo el mundo está contento, yo estoy contento”. En respuesta a una pregunta sobre si el ejército de Estados Unidos vigilará el cumplimiento del pacto, Trump indicó: “Vamos a tener a gente supervisando y lo que es más importante vamos a tener a gente vigilando al EI (grupo terrorista Estado Islámico), la mayoría de áreas del EI están fuera de la zona de guerra”, apuntó. Desde Ankara, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, anunció este jueves en una rueda de prensa que su país y Turquía habían decidido un alto el fuego en la ofensiva de las tropas turcas contra las milicias kurdas en Siria. El acuerdo alcanzado por Estados Unidos y Turquía recoge el compromiso de que las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG) se retirarán de una franja fronteriza con Turquía de 20 millas (32 kilómetros) de ancho en las próximas 120 horas, es decir, en 5 días, precisó Pence. El vicepresidente hizo estas declaraciones tras una reunión de más de cuatro horas con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en Ankara, en la que participó también el secretario de Estado, Mike Pompeo.