Aunque no dijo nombres, aseguró que no serán poblanas

Jesús Lemus/Ignacio Badillo

El gobernador electo, Luis Miguel Barbosa Huerta, en su gira de agradecimiento por el municipio de Atlixco, declaró que la actual Secretaría de Administración y Finanzas será dividida en dos y que sus titulares serán mujeres, aunque dejó claro desde ya que no serán poblanas; no dijo nombres pero aseguró que serán mujeres 100 por ciento capacitadas para el cargo.

CREARÁ INSTITUTO DE LA DISCAPACIDAD

 Como parte de sus propuestas de campaña, Miguel Barbosa declaró que se creará el Instituto de la Discapacidad, para el cual ya tiene titular, Alejandro Dumas, un joven proveniente de la Mixteca Poblana de 29 años, quien, pese a usar silla de ruedas, Barbosa lo describió como un joven que tiene “un pensamiento articulado, ideas claras y que por años se ha dedicado a trabajar por la defensa de los derechos de las personas con discapacidad”.

 INVITÓ BARBOSA A AMLO A SU TOMA DE PROTESTA

El gobernador electo de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, confirmó que rendirá protesta en el Congreso del Estado el próximo 1 de agosto y después se dirigirá al Auditorio Metropolitano, donde mandará su primer mensaje como mandatario constitucional a los poblanos. Señaló que a este evento fue convocado el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y confió que pueda aceptar esta visita al estado de Puebla, donde iniciará con los trabajos de la cuarta transformación. Tras su gira de agradecimiento por Atlixco, el mandatario electo señaló que por tradición tomará protesta en la sede del Poder Legislativo, a pesar de que existe una reforma para poder hacerlo en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ). Aclaró que su evento en el Auditorio Metropolitano será austero y se espera que unas 5 mil personas, entre ellos López Obrador y gobernadores de otros estados del país puedan acudir a escuchar su primer mensaje como gobernador. Barbosa Huerta adelantó que está planeando realizar un concierto masivo para festejar el inicio de la Cuarta Transformación en Puebla con música tradicional pero, aseguró, éste se concretará si existen donaciones o aportaciones de parte de los músicos.

Mencionó que Silvio Rodríguez podría ser uno de los cantautores que participaría en este “Barbosa Fest” pero, reiteró, los nombres se irán dando conocer en los siguientes días conforme se vayan confirmando. “Será un evento austero el que tendremos en el Auditorio Metropolitano y, en caso de lograr estas actividades adicionales, serán por las aportaciones gratuitas de las personas, en Puebla no habrá derroche de recursos”.

ASEGURA BARBOSA QUE BUSCARÁ EL DIÁLOGO EN EL TEMA DEL AUMENTO AL PASAJE

El gobernador electo de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, sentenció que su administración privilegiará el diálogo y no los chantajes para construir acuerdos, luego de la presión que ejercen concesionarios del transporte público para aumentar la tarifa al servicio. Aclaró que su gobierno analizará esta petición de los permisionarios, que hasta el sábado por la noche tenían contemplado un paro total de este servicio en las primeras horas de ayer lunes. Dijo que el gobierno interino, a cargo de Guillermo Pacheco Pulido, tuvo la oportunidad de concretar el aumento a la tarifa, pero decidió que sea la nueva administración la que analice el particular. Comentó que el virtual titular de la Secretaría de Transporte en Puebla, Guillermo Aréchiga Santamaría, iniciará un diálogo con los líderes de transportistas en Puebla para poder alcanzar un acuerdo que mejore su situación pero que no afecte el bolsillo de los ciudadanos. “Ya que lo hicieron hay que asumir las cosas como están y un aumento impuesto de manera unilateral no hubiera funcionado, un aumento a la tarifa tiene que ser producto del diálogo y, pronto, el próximo secretario de Transporte, Guillermo Aréchiga, se sentará con todos, pero no con amagos por favor”. Cabe recordar que los permisionarios de transporte público amagaron con realizar un paro de actividades este lunes para exigir un incremento en la tarifa del pasaje a 10 pesos, después de casi nueve años en los que no se ha realizado un ajuste.