Huber García

Tras una satisfactoria primera vuelta en la División 1 de la Liga de la Asociación de Basquetbol Estudiantil, los Tigres Blancos de la UMAD ya trabajan para la campaña 2019 de la ABE. Esta temporada el equipo dirigido por el coach Juan Manuel Solano ha presentado el debut de jugadores como Pablo Andrade, Luis Manuel Mendoza y Richard Sánchez, entre otros, pero también la confirmación del gran nivel que presentan elementos como David Tecpanécatl, Noé Dávila y Óscar Romero, quienes apuestan por regresar a la instancia donde se define al campeón nacional del deporte ráfaga universitario.

Romero, asegura que el equipo plantea hacer una buena temporada y repetir los logros en 2020. “Iniciamos con mucha fuerza, pues teníamos la inercia y motivación tras participar por primera vez en los Ocho Grandes. Al iniciar la temporada tuvimos una muy buena racha y logramos mantenernos invictos durante algunas jornadas, lo cual confirmó que tenemos nivel para pelear por la parte alta de la clasificación. Más adelante perdimos algunos juegos, pero es un hecho que ningún equipo fue ampliamente superior a nosotros, aunque creo que algunos partidos los perdimos por errores de concentración que no deben volver a ocurrir. El equipo está muy fuerte y tanto el coach como nosotros estamos dispuestos a trabajar duro por la meta en común que es regresar a las finales”. Romero es el líder anotador de los Tigres Blancos UMAD y esto le ha permitido alcanzar un promedio de 18.3 puntos por partido.