Habitantes de la zona del sur aseguran que, de no ser escuchados, no permitirán se inaugure este proyecto

Redacción

Al menos 250 concesionarios de las rutas que van del sur al centro de la capital, serán desplazados para dar paso a una sola empresa que fue beneficiada con 480 millones de pesos de los recursos públicos, dejando sin trabajo a miles de familias como ocurrió con la puesta en marcha de la línea 1 y 2 de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), informó el presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, José Juan Espinosa Torres. En compañía del diputado federal Saúl Huerta, quienes asistieron como invitados a la reunión de trabajo organizada por transportistas en el zócalo de la Junta Auxiliar de San Francisco Totimehuacan, lamentó que una vez más el gobierno que encabeza Antonio Gali Fayad, haya relegado a los transportistas para seguir alimentando el monopolio privado de la compañía ADO. “Actualmente, las 270 unidades que circulan por este trayecto, generan alrededor de 5 empleos por cada una, lo que significa que casi 1,400 personas dejarían de llevar ingresos a sus familias, ya que el gobierno ha decidido beneficiar a la empresa ADO, dedicada al transporte foráneo, para que sea quien otorgue el servicio de transporte alimentando el monopolio que de por sí ya tiene está compañía”, expresó ante los ciudadanos que vitoreaban “si no hay solución no habrá inauguración”.

Espinosa Torres recordó que el compromiso del gobierno, desde la Línea 1, fue proponer a los concesionarios que se adhirieran al proyecto convirtiéndolos en accionarios, posteriormente los enviaron por rutas alternas que ponen en desventaja a los trabajadores del volente, y fueron perseguidos e incluso encarcelados quienes se opusieron a este proyecto. El legislador pidió al gobierno del estado realizar una mesa de diálogo donde se tome en cuenta la opinión de amas de casa, estudiantes, comerciantes, concesionarios, choferes y público en general que utiliza las rutas que serán canceladas con la Línea 3, para que opinen respecto al tema. En su intervención Renata Merino, ama de casa, Carlos Aguirre, estudiante y Francisco Tepox, exigieron al gobierno del estado no siga gastando los recursos de los poblanos en obras faraónicas y genere una ciudad más segura, con más espacios dedicados al esparcimiento familiar y donde se viva mejor. “Pedimos en primer lugar ser tomados en cuenta, tarifas justas, un informe detallado del servicio que otorgarán ya que en horas pico se agudiza el movimiento desde las zonas rurales de las Juntas Auxiliares y en las zonas urbanas, haciendo más larga la trayectoria. Además, solicitaron se garantice una tarifa preferencial a adultos mayores estudiantes, y personas con discapacidad. De la veintena de rutas que circulan a lo largo de los 15 kilómetros donde se han habilitado los carriles confinados de la línea 3, saldrán de circulación 14 de ellas, ya que sólo seis rutas fueron incluidas en el proyecto.