Por: Es la moda

No importa si tu vida es casi perfecta, todas tenemos bajones de vez en cuando. A veces, para sentirse bien hay que lucir bien; así tu cerebro pensará que estás bien y te animarás un poco. Soy de la idea de que es bueno gastar dinero en algo que te hará lucir mejor, renovada y guapa. Es por ello que ir de compras, aunque algunas lo duden, es muy terapéutico para las chicas. Si no me creen, les dejaré algunas razones.

Los espejos gigantes son una delicia

Te vayas o no a comprar esa prenda, el sólo hecho de probártela y lucirla frente a un espejo gigante ¡Ya es ganancia! Porque a toda chica le sienta bien la ropa nueva, perfecta y a la moda. A veces sólo necesitamos vernos en grande, para saber cuánto valemos por dentro.

Pagar te hace sentir poderosa

Esa sensación de pagar con efectivo o crédito y adquirir algo de ti para ti ¡es una emoción parecida a la del poder! Ese como darte a ti misma ciertos lujos y privilegios. Es algo parecido a consentirte a ti misma.

Te arreglas y luces mejor ese día

Cuando vas de compras, y lo recomiendo, te arreglas de más. Pues te da la seguridad de que al probarte todo sigues luciendo increíble en los espejos de la tienda. Psicológicamente, lucir bien te hace sentir bien; es como cuando sonríes falsamente y sientes felicidad real.

Puedes chismear con tus amigas

Ir sola de compras no está bien, porque ir con tus amigas es más divertido. Son horas de pláticas, risas, sacar traumas, etcétera. Además todas necesitamos esa perspectiva objetiva de “Luces genial” o “Ese color no te queda”; es como una porrista personal.

Aprovechas para otra actividad divertida

Ya que estás en el centro de tu ciudad o un centro comercial ¿Por qué no aprovechar? Puede que terminando vayas a comer algo delicioso, por un café, al cine, patinar sobre hielo, visitar la tienda de mascotas o hasta jugar en las maquinitas.

Controlar tus gastos te da paz mental

Se supone que el propósito de ir de compras ¡Es comprar! Pero no es sinónimo de adquirir todo cuanto veas. Cuando llegas a una madurez en que decides no llevarte cosas inútiles a casa, te da cierta tranquilidad emocional. Es organizarte a ti misma, sin que nadie te lo diga.

Las rebajas te dan cierta sensación de existencialismo

A veces necesitamos señales del universo para saber que estamos haciendo lo correcto. Cuando ves una tienda o prenda con el signo de “50%”, te hace sentir como si estuviera destinado para que fueras ese día. Sin mencionar los mini orgasmos cuando compras dos cosas en lugar de una.

Existen tiendas para todo presupuesto

Puede que tu depre se deba a varios factores y el presupuesto para ir de compras varíe. Si tu novio te dejó, seguro te sobrará el dinero que invertías en la relación. En caso de no contar con mucho dinero puedes ir a outlets o tiendas de remate, el efecto terapéutico funciona igual.

Planearlo es relajante (para algunas)

Antes de ir de compras hay que planearlo y muchas somos adictas a la organización. Es decir, tienes que armar un presupuesto, planear el día y la hora, con quién vas a ir, las tiendas que visitarás, cuánto es lo más que te vas a tardar, etcétera.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.