Las partículas suspendidas en el aire se caracterizan por una alta concentración de polvo, hollín y suciedad que no es posible detectarlas a simple vista

Eduardo Sánchez

Mala calidad del aire y carencias del transporte público son los problemas señalados por la organización ecologista Greenpeace México, por lo que ya se ha iniciado una campaña por la web para disminuir la contaminación ambiental en el estado. De acuerdo con un monitoreo realizado por Greenpeace, la calidad del aire en Puebla continúa siendo mala, debido a que estamos expuestos a concentraciones de partículas PM2.5, que son una mezcla de partículas sólidas y gotas líquidas que se encuentran en el aire, algunas de ellas, como el polvo, la suciedad, el hollín, o el humo, son lo suficientemente grandes y oscuras como para verlas a simple vista y su peligrosidad es superior a los parámetros establecidos por la Norma Oficial Mexicana y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 El apego a las recomendaciones de la OMS podría prevenir enfermedades, así como más de mil muertes en Puebla y Tlaxcala. Por ello la Angelópolis se ha sumado a una de las 7 zonas metropolitanas que buscan mejorar la calidad del aire con Greenpeace, en la cual se busca que los gobiernos de las 7 zonas metropolitanas más contaminadas del país mejoren el transporte para que sea seguro y no contaminante. Puebla destina 84.30 por ciento del presupuesto federal a infraestructura para el auto contra 15.70% para movilidad sustentable, mientras que de este último ramo, existe Urban Bici, sistema de bicis públicas, sin embargo, no hay información sobre la extensión de infraestructura ciclista ni de las zonas de bajas emisiones.