Expansión

La exigencia física y la interacción con el público, muy comunes entre los trabajos de más estrés, según CareerCast.

No hay duda: el estrés afecta a la mayoría de españoles. Lo dice el Instituto Nacional de Estadística, que cifra en el 59% el porcentaje de población afectada por ese mal tan popular. Nielsen eleva el dato español al 84%, en un escenario internacional en el que la Organización Mundial de la Salud califica el estrés como la “epidemia global” del siglo.

Son muchos los factores que pueden llevar a un trabajador a esta situación. CareerCast, un popular portal norteamericano en temas laborales, los cifra en once y, según la intensidad de cada uno de ellos, elabora un ránking con las profesiones más y menos estresantes del mundo, graduadas en una escala que oscila entre 0 puntos (nivel mínimo) y 100 (máximo). Su estudio analiza, en concreto, la presión de los superiores en cuanto a fechas de entrega, la retribución, las exigencias físicas, el grado de interacción con el público, la competitividad del mercado, si la empresa es pública o privada, las obligaciones de viajar, las condiciones ambientales, el riesgo para la vida, las amenazas del entorno y las previsiones de contratación en la próxima década, uno de los factores más determinantes en el cálculo.

La cabeza del ránking

Hay dos profesiones que aglutinan más factores -y con mayor intensidad-: militares y bomberos, con 72,47 y 72,43 puntos sobre 100, respectivamente. Es la muestra de que las carreras que encabezan la lista de 2018 -el estudio tiene una periodicidad anual- son las que, por lo general, enfrentan un mayor riesgo físico. “Algunos de los factores que contribuyen al alto estrés son obvios para ciertas carreras”, avisa el informe. “Los bomberos, por ejemplo, se enfrentan a condiciones peligrosas tanto para los propios profesionales como para el público que depende del trabajo que ejercen”.

La lista se basa en EEUU, pero estima el estrés de una carrera, con independencia de dónde se ejerza

Pero ahí acaban sus puntos en común, pues hay importantes diferencias que convierten el trabajo de militar en el menos atractivo en cuestión de estrés: las perspectivas de contratación son nulas y tiene el segundo peor salario del top ten del ránking. En este caso, se trataría de 26.054 dólares (unos 21.300 euros), frente a los 48.030 euros de los bomberos, entre los que se espera que el empleo repunte un 7% durante la próxima década.

Estas retribuciones corresponden a EEUU, con lo que el capítulo salarial -que es sólo uno de los once factores de estudio- debe ser analizado con sus matices. No obstante, CareerCast avisa de que el ránking estima el nivel de estrés ligado a una carrera, con independencia del lugar donde se ejerza.

Completan el podio de los trabajos más estresantes los pilotos de avión, con un 61,07 puntos. Las exigencias del puesto son más fuertes que la retribución, que superaría en EEUU los 100.000 dólares, algo que sólo sucede en otras dos profesiones de la lista: ejecutivos de relaciones públicas (con 49,44 puntos), que se sitúan en el octavo lugar, y los altos ejecutivos de empresa, con 48,71 y la nómina más elevada del ránking. En concreto, CareerCast estima que ganan anualmente una media de 181.000 dólares. Ambos puestos presentan, además, elevadas perspectivas de contratación, con incrementos que oscilan entre el 10% y el 8%.

De pilotos a taxistas

Tras la tercera posición de los pilotos se sitúan los policías (con 51,97 puntos sobre 100) y los coordinadores y organizadores de eventos, con 51,15 y una retribución que no llega a los 50.000 dólares.

Le siguen en sexto lugar los periodistas de prensa escrita, con 49,9 puntos. Y en el séptimo quedan los presentadores de televisión, con 49,83. Ambas comparten los peores escenarios de contratación de la lista, pues se estima que el empleo en las redacciones bajará un 11% en la próxima década, mientras que para los presentadores descenderá un 1%. Son los dos únicos casos del ránking de mayor estrés que registran descensos en este capítulo.

Los pilotos de avión y los altos ejecutivos de empresa son protagonistas habituales de la lista

Junto a esa previsión de empleo, CareerCast avisa de que su posición en la clasificación se debe también a que se trata de trabajos con alta visibilidad pública, algo que comparten los coordinadores de eventos.

Ya en el último lugar -y tras los ejecutivos de relaciones públicas y los altos ejecutivos de empresa que ocupaban la octava y novena posición- están los taxistas, que cierran el ránking. Su nivel de estrés es de 48,11 puntos sobre 100 y, además, tienen la retribución más baja de todas: 24.300 dólares anuales.

 

 

Las carreras menos estresantes

Las carreras clasificadas como las menos estresantes del mundo están, en general , sometidas a menos riesgos personales y ambientales. Y, en muchos casos, están fuera del ojo del público, según explican los expertos de CareerCast. Tienen otro importante punto en común: presentan elevadas perspectivas de contratación durante los próximos diez años.

  • Ecografista sería la profesión con menos estrés, con 5,11 puntos sobre 100, si bien las personas dedicadas a los “exámenes de detección de cáncer pueden agregar estrés al trabajo”, según el estudio.
  • El segundo puesto corresponde a los estilistas de peluquería (6,61), seguido de los audiólogos (7,22). Les siguen los profesores titulados de universidad (8,16), técnicos de historias clínicas (8,54) y ‘compliance officers’, que velan por el cumplimiento de las normas en las empresas y tienen una puntuación de 8,78 puntos.
  • Completan el top ten los joyeros (9,05), técnicos de farmacia (9,14), analistas de operaciones (con 9,17 puntos y las mejores perspectivas de empleo) y técnicos de laboratorio médico, con 10 puntos sobre 100.
  • Como se observa, las carreras relacionadas con la atención sanitaria están muy presentes en esta clasificación.
  • Hace dos años, lideraban la lista los analistas de seguridad informática, que ahora no aparecen. También se han quedado fuera los dietistas y los bibliotecarios, protagonistas en ediciones anteriores.