Así lo dijo Nora Merino, luego de que el 50% de los alcaldes de Puebla enfrentan un proceso de revocación de mandato

Jesús Lemus

Las solicitudes de revocación de mandato no son a contentillo de los grupos en oposición, las cuales deben analizarse conforme a la ley, además deben ser sin tintes políticos, afirmó la diputada local del Partido Encuentro Social (PES), Nora Merino Escamilla. Señaló que, con base en el último dato que tiene, el 50 por ciento de los alcaldes enfrentan un proceso de revocación de mandato por diversos problemas, como no cumplir con las promesas de campaña. Dijo que también hay solicitudes de partidos que son oposición a los alcaldes gobernantes, por eso tratan de desestabilizar a los municipios con diversos conflictos sociales y con el tema de la revocación de mandato.

Aunque no especificó los municipios en donde hay solicitudes de revocación de mandato, algunos de ellos son Atlixco, Izúcar de Matamoros, Cuyoaco, Juan N. Méndez, San Martín Texmelucan, Puebla, entre otros. En el caso de Puebla, el PAN argumenta que los índices de inseguridad son muy graves, por lo que piden destituir a la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco. Por el mismo problema, el presidente municipal de Atlixco, Guillermo Velázquez Gutiérrez, enfrenta una solicitud de revocación. Los mismos escenarios ocurren en Juan N. Méndez, Cuyoaco, San Martín Texmelucan, donde acusan ingobernabilidad y problemas de inseguridad.