Criticó que Armenta siga desacreditando los mismos mecanismos que lo llevaron a ser senador

Jesús Lemus

 El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Tepjf) desechará de una vez por todas la queja del senador con licencia del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Alejandro Armenta Mier, quien sigue peleando por ser el candidato a gobernador de Puebla. Así lo expresó el delegado presidente de Morena, Mario Bracamonte González, quien resaltó que no hay argumentos legales para quitarle la nominación a Miguel Barbosa Huerta. Criticó que Armenta Mier, quien fue cobijado por Morena para ser senador de la República en 2018, desacredite los mecanismos que el año pasado lo llevaron a ocupar la nominación y a ganar el cargo de elección popular.

Descartó que estas impugnaciones hayan generado una mala imagen hacia Barbosa Huerta y que esto repercuta negativamente en las urnas el próximo 2 de junio, poniendo en riesgo el triunfo de la coalición Juntos Haremos Historia. En otro tema, Bracamonte González calificó de “cínicos” a los liderazgos del Partido Acción Nacional (PAN) que responsabilizaron a Morena de la inseguridad en Puebla y aseguró que su intención es “ganar unos puntitos” para su candidato que no levanta en las encuestas. Lo anterior, tras las cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) que revelan un aumento del 17 por ciento en diversos delitos durante el primer trimestre del año, comparado con el mismo periodo, pero de 2018.