Ignacio Badillo

Juan Manuel Vega Rayet, ex delegado de la Sedesol y ex diputado local, dejó en evidencia sus intenciones de buscar tomar las riendas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Puebla, pues se destapó para buscar la dirigencia estatal.

En rueda de prensa arremetió contra diversos líderes del PRI poblano, a quienes calificó de agachones, pues dejaron “sobajarse” por el PAN y Morena, perdiendo varias posiciones dentro de la política poblana; pese a lo anterior, Juan Manuel Vega no ha dejado muy limpia la imagen del PRI, al estar involucrado en diversos escándalos.

El más reciente de ellos es su presunta participación en el caso de la Estafa Maestra, esto, al estar fuertemente ligado a Juan Carlos Lastiri, mano derecha de Rosario Robles, la artífice de dicho robo. Pese a reconocer su cercana amistad con el mencionado político, se dijo “lejano” de toda irregularidad.

De igual forma, en 2014, cuando estaba como delegado de la Sedesol, el Partido Acción Nacional interpuso una denuncia ante la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) en su contra por un presunto desvío de recursos con fines partidistas, cuando Alberto Sánchez buscaba la alcaldía de Izúcar de Matamoros y, tras observar su bajo desempeño, mediante un audio filtrado, aseguró que destinaría recursos para favorecerlo.

Incluso respecto al tema, en su momento, cuando un medio de comunicación local intentó realizar una entrevista a Vega Rayet, desde la oficina central de Comunicación Social de la Sedesol, le fue negada, argumentando que no tenían permitido hablar del tema.

Luego del audioescándalo, en entrevista, Juan Manuel Vega reconoció que sí era su voz, sin embargo argumentó que dicho audio tenía siete meses de antigüedad y que sus palabras fueron editadas y sacadas de contexto, sabiendo que afectaría la imagen de su partido.

Evidentemente, él mismo exhibió su mentira, al “predecir” con siete meses de anticipación lo que iba a pasar, pues todo lo que él mencionó en el audio se cumplió: el priista Alberto Sánchez Rodríguez perdió la presidencia de Izúcar de Matamoros, sí hubo un proceso interno con 17 aspirantes a alcalde, incluso su llegada a la Sedesol como delegado federal y se le cumplió.

Respecto a la demanda del PAN ante la Fepade, en su momento aseguró que no le preocupaba, pues, de acuerdo a su consideración, “no tenía nada grave qué ocultar”.

Así también, junto con Juan Carlos Lastiri, se vio implicado en una red de moches para medios de comunicación con el fin de hablar bien de ambos mediante el otorgamiento de obra pública y apoyos sociales a través de la delegación, entonces encabezada por Manuel Vega.

Mediante un audio filtrado por un perfil denominado SoundCloud ‘ANONYMUSSS PUEE’, se exhibió que entre Manuel Vega y Juan Carlos Lastiri, le concedían diversas cantidades de dinero a periodistas poblanos para tener espacios en sus medios de comunicación, mientras que a otros les quitaban el apoyo tras ser atacados en notas y columnas periodísticas.

Otro de los escándalos en los que Lastiri y Vega se han visto implicados fue en un audio filtrado en 2014, cuando el entonces líder sindical del Ayuntamiento, Israel Pacheco Velázquez, fue detenido; Manuel Vega celebró su detención con las siguientes palabras: “qué bueno, que le partan su madre, pero Doger (en ese entonces diputado federal) está atrás de ese cabrón”.

Sus relaciones no sólo se limitaban a personajes del PRI, sino también de otros partidos, tales como el PAN, al tener cercanías con el ex gobernador Rafael Moreno Valle y con Luis Banck Serrato, al ser exhibidos en los audios, donde entre Lastiri y Vega aseguran que “consiguieron una operación para Puebla”, de la cual Vega le había hablado a Banck, al tiempo de pedirle se la comentara a Moreno Valle, entonces gobernador, para, presuntamente, cambiarlo por algún favor político.

Ahora señala directamente a Ana Isabel Allende Cano, Jorge Estefan Chidiac, Javier Casique Zárate (los tres ex dirigentes del partido), además del actual líder, Lorenzo Rivera Sosa, de ser comparsas para que el PRI no ganara desde 2010 a la fecha, siendo que él también ha abonado a la mala imagen de su partido.

¿Cómo va el PRI a buscar nuevos resultados teniendo en la dirigencia a la misma gente de siempre?