Su rescate se dio en medio de un enfrentamiento con elementos de la policía y sus captores

Infobae

 En medio de un cúmulo de desenlaces fatales de secuestros, el caso de desaparición del periodista Marcos Miranda representa un alivio para la sociedad mexicana. Después de un día de incertidumbre sobre su paradero, el comunicador ya se encuentra en su casa sano y salvo. Alrededor de la 01:00 am, el gobernador de Veracruz, estado en donde fue secuestrado el director del portal Noticias a Tiempo, informó que se había logrado la liberación del reportero. El operativo que dio como resultado el salvamento de Miranda fue orquestado por la Secretaría de Seguridad Pública del estado, en coordinación con la Secretaría de Marina y la Defensa Nacional.

 Fue el mismo periodista quien publicó en las redes sociales de su portal de noticias que su rescate se dio en un enfrentamiento entre sus captores y elementos de la policía, del cual salió ileso. También agradeció a las personas que estaban interesadas en su aparición y que ofrecieron su apoyo. En el mensaje incluyó una fotografía en donde se encuentra sentado con un collarín en el cuello y sin aparentes marcas de lesiones físicas más graves. Minutos después de las 6:00 horas, realizó una transmisión en vivo en su página de Facebook para inormar que ya estaba a punto de descansar y que no había resultado con heridas durante su secuestro “Me levantaron, pero no me quebraron”, dijo en el video. El miércoles 12 de junio, a través de la página de Facebook del portal de noticias que dirige Marcos Miranda, conocido como “Marmiko”, se informó que había sido “levantado” por un grupo de hombres que lo interceptaron cuando salía de su domicilio para dejar a un familiar a la escuela. En la publicación hicieron responsable al gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, por cualquier cosa que le llegara a pasar.