El plantel cuenta con una población de 105 alumnos quienes no recibieron clases

Por: Diego Armando Cuautle

Con pancartas y una muestra de unidad, un grupo de maestras, administrativos y trabajadores del Centro de Desarrollo Infantil (Cendi) “Octavio Paz”, ubicado en Cuautlancingo, se manifestó para exigir pago inmediato de salario  y aguinaldo, que no han sido cubiertos desde hace varios meses.

Fueron cerca de 30 afectados los que mostraron su inconformidad y explicaron una solución inmediata a las autoridades estatales para que puedan cumplir con sus actividades correspondientes y evitar afectar a los 105 alumnos que no recibieron clases durante este lunes.

En entrevista, una de las afectadas, quien pidió el anonimato por temor a represalias, dijo que “se nos hace difícil venir a trabajar de esta manera, tenemos la necesidad de cobrar porque somos madres de familia, queremos una solución rápida… queremos nuestro pago para continuar con nuestro trabajo”.

En las cartulinas podía leerse: “pedimos aguinaldo y sueldos”, situación por la que solicitaron al gobernador del estado intervenir. También se le pedía al regidor Zeferino Martínez Rodríguez y al diputado federal del Partido del Trabajo, Mariano Hernández Reyes, realizar la gestión correspondiente para liberar los recursos por parte del gobierno federal.

Otra de las afectadas subrayó que no es la primera vez que sufren retrasos en sus salarios, pues el año pasado fue durante tres meses, y cabe mencionar que desde hace cinco años, la situación es recurrente.

“Ya se nos hace difícil venir a trabajar en estas condiciones y no vemos solución, soportamos la situación por ese tiempo, pero ya es imposible continuar trabajando sin recibir un pago”, agregó,

Los inconformes sentenciaron, que al no tener respuesta inmediata, seguirán con este tipo de manifestaciones hasta recibir el pago correspondiente.