Tomó protesta a Lizeth Sánchez como dirigente estatal del PT

Jesús Lemus

El coordinador nacional del Partido del Trabajo (PT), Norberto Anaya Gutiérrez, pidió a toda la estructura del instituto cerrar filas en torno al proyecto político que enarbola Miguel Barbosa Huerta, como candidato de la coalición Juntos Haremos Historia en Puebla al gobierno, así lo declaró después de la toma de protesta de la diputada federal Lizeth Sánchez García como nueva lideresa estatal petista y después del encuentro que tuvo en un restaurante de la capital poblana con el propio Barbosa Huerta. Anaya Gutiérrez puntualizó que la unidad es vital para el desarrollo de las campañas políticas, dejando en claro que el PT está creciendo electoralmente, gracias a la confianza de los ciudadanos hacia el partido.

Mencionó que el PT aceptó las reglas de selección de candidato a gobernador, por eso debe existir unidad por parte de los militantes, principalmente de los legisladores del instituto de la estrella, Raymundo Atanacio Luna y Valentín Medel, quienes apoyan al senador con licencia Alejandro Armenta Mier, en su impugnación para tumbar el proceso interno. “El llamado es de unidad, a cerrar filas en torno a nuestro candidato, son reglas que aceptamos y son decisiones que se tomaron”, exhortó el diputado petista. Mientras tanto, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia en Puebla, Miguel Barbosa Huerta, exhortó a Armenta Mier a la moderación y, dejó en claro que requiere de él, para trabajar juntos en la campaña que arrancará este domingo. Aclaró que no cree en los procesos sancionadores para arreglar conflictos internos de los partidos políticos, dejando en claro que Armenta Mier es un perfil que abonará muy fuerte en su campaña. “Lo exhorto a la moderación, lo exhorto a que vayamos juntos a la campaña.

Lo necesito y le tiendo mi mano, yo no creo en los procedimientos de sanciones para arreglar la vida interna de los partidos políticos”, señaló Barbosa Huerta. Finalmente, la nueva dirigente partidista, Lizeth Sánchez García, dijo que no permitirá “chantajes o amenazas” a través de las siglas del partido, a fin de satisfacer intereses personales. “Seré clara y espero que me escuchen bien, la dirigencia que a partir de hoy presido no permitirá que ningún militante use su cargo para beneficio propio o para denostar o debilitar nuestras instituciones, esas actitudes van en contra de nuestra esencia”. Sánchez García hizo un llamado a la unidad, la prudencia, pero sobre todo a la madurez política y hacer a un lado “la mezquindad y el protagonismo” para trabajar por el bienestar de Puebla.