Inicio MUNICIPIOS La SEDENA capacita al ayuntamiento de Cuautlancingo, sobre Refugios Temporales

La SEDENA capacita al ayuntamiento de Cuautlancingo, sobre Refugios Temporales

50

· La presidenta municipal , Lupita Daniel, fomenta la cultura de protección entre empleados municipales

Martín Gutiérrez

La Secretaría de la Defensa Nacional, orientó al personal del Ayuntamiento de Cuautlancingo, a través del Coordinador de Protección Civil del Sexto Regimiento blindado de la 25 Zona Militar, Carlos Alberto Martínez Morales, sobre el funcionamiento, administración y apertura de Refugios Temporales en situaciones de emergencia, con el fin de contribuir en la adecuada y oportuna atención de la población afectada.

Por su parte, la Presidenta Municipal de Cuautlancingo, Lupita Daniel Hernández agradeció a la 25 Zona Militar, los conocimientos recibidos para orientar a la ciudadanía y actuar de una manera eficiente ante los desastres provocados por fenómenos naturales o en su caso por el hombre, de los cuales el municipio no está exento.

Esta orientación es muy valiosa considerando que, recientemente, el municipio resultó afectado por inundaciones a causa de las fuertes lluvias registradas hace unas semanas.

El Teniente Martínez Morales, agregó que un refugio temporal es una edificación en donde se cuenta con servicios asistenciales necesarios para dar apoyo y protección a la población evacuada por una emergencia, provocada por un agente perturbador.

Y para que este sea funcional, preferentemente debe contar con las áreas de registro, alimentación, atención médica, servicios sociales, asistencia psicológica, dormitorios, así como agua potable, sanitarios, regaderas (suficientes), energía eléctrica, drenaje, alcantarillado, instalaciones de gas que estén en buen estado y funcionando.

Reconoció que aún no se cuenta con la cultura de seguir las normas para llevar a cabo una construcción de una casa que no tenga riesgos, si presentan hundimientos, socavones, deslizamiento de laderas y el reblandecimiento de la tierra, es decir no se verifica que el lugar fuera apto para construir y ser habitable.

Finalmente, el personal de este ayuntamiento fue informado sobre las medidas a seguir para salvaguardar a la población y no dejar en segundo término el factor humano, pues lo más importante es la vida.