· La armadora automotriz afirma que ya no utiliza los cañones antigranizo

Martín Gutiérrez

A través de un comunicado, la empresa automotriz Volkswagen, ubicada en Cuautlancingo, informó que concluyó los trabajos de instalación de mallas antigranizo en su planta de Puebla. La superficie con esta tecnología de protección suma alrededor de 393 mil 500 metros cuadrados.

Son tres patios que cuentan con esta protección para resguardar cerca de 23 mil vehículos nuevos de las marcas del Grupo Volkswagen que son importadas para su comercialización en territorio nacional.

Dicha cobertura, que abarca una superficie de alrededor de 393 mil 500 metros cuadrados tiene como objetivo contener la caída de granizo sobre las unidades, evitando con ello daños en las carrocerías y cristales.

Las instalaciones que cuentan con esta protección comprenden tres patios de resguardo de vehículos: el patio central, el de vehículos terminados y el de exportación. Los tres suman una capacidad de estacionamiento para cerca de 23 mil unidades.

La empresa aclara que con estas mallas antigranizo es la única herramienta que se utiliza en la planta para proteger los vehículos de los daños que puede ocasionar el impacto de dicho material, es decir, deja de utilizar los cañones antigranizo que afectaron a productos agrícolas de la zona de Canoa y Resurrección.