En histórico encuentro, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y el de Estados Unidos, Donald Trump, sostuvieron una reunión en el Despacho Oval; dieron un mensaje a los medios de comunicación, y posteriormente firmaron una Declaratoria Conjunta

 

Infobae

 

“El T-MEC marca el inicio de una nueva era que beneficiará a los trabajadores, agricultores, ingenieros y empresarios de ambos países, que son la columna vertebral de nuestras economías integradas.

El T-MEC permitirá que nuestra exitosa relación económica –una de las más fuertes del mundo– se expanda aún más en los años venideros, continuando así nuestra gran historia de cooperación compartida”, dice la declaratoria que firmaron los presidentes de México y Estados Unidos.

López Obrador y Trump salieron al Rose Garden donde se tenía planeado, primero, la Firma de la Declaratoria Conjunta, y luego el mensaje a medios, sin embargo, se cambió el orden de los eventos.

El presidente estadounidense fue el primero en tomar la palabra y agradeció a su homólogo mexicano haber elegido a los Estados Unidos como el primer país para visitar, desde que asumió la presidencia.

 

“La relación entre Estados Unidos y México nunca había sido tan cercana como ahora”, señaló Trump.

 

El presidente Trump aseveró que la “gente apostaba en contra” de la relación entre México y EEUU, pero aseguró: “somos amigos, aliados y socios muy cercanos”.

“La gente apostaba en contra de esta relación, pero ésta jamás había sido tan estrecha como en este momento. Somos amigos, aliados y socios muy cercanos. Esta relación se basa en el respeto mutuo”, recalcó Trump.

Por su parte, López Obrador celebró el encuentro y aseguró que ambas naciones optaron por marchar juntos hacia el porvenir.

 

En vez de distanciarnos estamos optando por marchar juntos hacia el porvenir, es privilegiar el entendimiento y hacer a un lado las diferencias o resolverlas con diálogo y respeto mutuo”, indicó López Obrador.

 

El mandatario mexicano indicó que aunque existen “agravios que no se olvidan”, se han podido llegar a acuerdos de cooperación y buena vecindad.

“En la historia de nuestras relaciones, hemos tenido desencuentros y hay agravios que todavía no se olvidan, pero también hemos podido establecer acuerdos tácitos o explícitos de cooperación y de convivencia”, dijo el mandatario mexicano.

Trump durante su discurso se refirió a los mexicanos que viven en EEUU, de quienes dijo:

 

Los mexicanos en Estados Unidos enriquecen nuestra diversidad cultural”.

 

Afirmó, que con la visita del presidente López Obrador se ha llevado a “otro nivel” la relación entre países.

“A nuestros países los unen lazos de amistad, en este país viven millones de mexicanos que enriquecen nuestra diversidad cultural. Con esta visita llevaremos a un nuevo nivel nuestra relación en materia. Hemos hablado de los temas más complejos entre nuestras naciones”.

 

Hemos logrado avanzar de cara a décadas por venir, hemos logrado mucho por México y EE.UU. Tenemos un futuro prometedor, mucho más de lo que nadie imaginó”, destacó.

 

El mandatario estadounidense agradeció a su asesor Jared Kushner por su relación con México, dejó en claro que ambos países trabajan para combatir al narcotráfico, el tráfico de armas y de personas.

Respecto al tema de migración, López Obrador aseguró que más que por una circunstancia de vecindad, a Estados Unidos y a México los unen vínculos económicos, comerciales, sociales, culturales y de amistad; y dijo que los mexicanos que viven en EEUU son “gente buena y trabajadora que se gana la vida de manera honrada”.

“Como es sabido, la historia, la geopolítica, la vecindad y las circunstancias económicas de ambas naciones han impulsado de manera natural un proceso de migración de mexicanas y mexicanos hacia Estados Unidos y se ha conformado, aquí, una comunidad de cerca de 38 millones de personas, incluyendo a los hijos de padres mexicanos.

Se trata de una comunidad de gente buena y trabajadora que vino a ganarse la vida de manera honrada y que mucho ha aportado al desarrollo de esta gran nación. Asimismo, en México, más que en ningún otro país del mundo, viven y forman parte de nuestra sociedad un millón y medio de estadounidenses. De modo que estamos unidos, más que por la proximidad geográfica, por diversos vínculos económicos, comerciales, sociales, culturales y de amistad”, señaló.

López Obrador agradeció a su homólogo estadounidense “su comprensión y ayuda”, que ha brindado al pueblo de México.

“A usted, presidente Trump, le agradezco su comprensión y la ayuda que nos ha brindado en asuntos de comercio, petróleo, así como su apoyo personal para la adquisición de equipos médicos que necesitábamos con urgencia para tratar a nuestros enfermos del Covid-19″, expresó.

Sin embargo, López Obrador recalcó:

 

Pero lo que más aprecio, es que usted nunca ha buscado imponernos nada que viole o vulnere nuestra soberanía. En vez de la Doctrina Monroe, usted ha seguido, en nuestro caso, el sabio consejo del ilustre y prudente George Washington, quien advertía que ‘las naciones no deben aprovecharse del infortunio de otros pueblos’”.

 

“Usted no ha pretendido tratarnos como colonia, sino que, por el contrario, ha honrado nuestra condición de nación independiente. Por eso estoy aquí, para expresar al pueblo de Estados Unidos que su presidente se ha comportado hacia nosotros con gentileza y respeto. Nos ha tratado como lo que somos: un país y un pueblo digno, libre, democrático y soberano”, recalcó, y terminó su discurso con tres ¡Viva México!

AMLO explicó que a pesar de las voces que se expresaron en contra de su visita a EEUU, acudió al encuentro por la importancia histórica que representa el T-MEC.

“Ahora que decidí venir a este encuentro con usted, presidente Trump, en mi país se desató un buen debate sobre la conveniencia de este viaje. Yo decidí venir porque, como ya lo expresé, es muy importante la puesta en marcha del Tratado”, enfatizó.

Donald Trump recibió al presidente de México alrededor de las 14:00 horas (hora de Washington) en la Casa Blanca.

El presidente de México y el mandatario estadounidense sostuvieron una reunión privada en la Oficina Oval, y posteriormente, con sus comitivas.

 

Trump y López Obrador se reunieron en busca de una “solución a largo plazo para la inmigración ilegal”, según informó la Casa Blanca.

El convoy del presidente López Obrador ingresó alrededor de las 2 de la tarde a la Casa Blanca; en donde instantes antes de que llegara la camioneta en donde viajaba el mandatario mexicano, el presidente estadounidense se colocó en la puerta principal para recibir a su homólogo mexicano.

Luego de los saludos protocolarios, presentación de comitivas y firma del Libro de Invitados, los mandatarios sostuvieron el histórico encuentro.

López Obrador, su comitiva y periodistas que lo acompañarán en los eventos en la Casa Blanca, fueron sometidos a una prueba Covid-19 de último minuto, como parte del protocolo para ingresar al recinto.

La comitiva mexicana está integrada por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón; la secretaria de Economía Graciela Márquez Colín; el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, embajadora de México en EEUU, Martha Bárcena, y el jefe de la Ayudantía de Presidencia, Daniel Asaf Manjarrez.

La jornada concluye con una cena de trabajo encabezada por ambos mandatarios, con la participación de sus comitivas y líderes empresariales de los dos países.

A las 18:35h iniciará el pronunciamiento de ambos mandatarios en el Cross Hall de la Casa Blanca, para después, a las 18:45, López Obrador asista a la cena en su honor que ofrece el presidente Donald J. Trump en el Salón Este de la Casa Blanca.

Muy temprano López Obrador inició sus actividades oficiales visitando los monumentos a Abraham Lincoln y la estatua de Benito Juárez, en los cuales depositó una ofrenda floral.

El mandatario mexicano regresó a la residencia oficial, muy cerca de la embajada mexicana, después de visitar los memoriales y almorzó con los funcionarios que lo acompañan.

La visita al monumento de Lincoln no duró más de 10 minutos, como estaba contemplado en la agenda.

Luego ya en la estatua del Benemérito de las Américas, bajo una estricta vigilancia del Servicio Secreto, se realizó una breve ceremonia en la que se entonó el Himno Nacional Mexicano.

 

Dicha estatua fue un regalo de México a Estados Unidos, en reciprocidad con la estatua del presidente Abraham Lincoln ubicada en Lincoln Park en la Ciudad de México.

 

La visita de trabajo por parte de Andrés Manuel López Obrador a Washington ha provocado reacciones divididas. En el marco de la reunión con su homólogo Donald Trump, las muestras de apoyo y aliento han sido constantes, pero también se han combinado con críticas y reclamos por parte de sus detractores en los Estados Unidos.

Cerca de la estatua a Benito Juárez, en donde el presidente mexicano depositó una ofrenda floral, se congregaron varias personas para hacer evidente su postura respecto al gobierno mexicano. Algunos coreaban “¡Es un honor estar con Obrador!”, además de ondear sus banderas de México y pancartas en apoyo al proyecto que el mandatario ha llamado Cuarta Transformación.

En ese mismo lugar, los simpatizantes del jefe del Ejecutivo, quien iba resguardado por una escolta del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU, también entonaron el Himno Nacional Mexicano y lanzaron frases como “¡No estás solo!”, en repetidas ocasiones.

El objetivo central de la visita es celebrar la reciente entrada en vigor del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) y fortalecer la alianza estratégica de ambas naciones.