Se ha enfocado a los grupos más vulnerables como niños menores de cinco años, adultos mayores, personas con enfermedades crónicas y embarazadas

Redacción

Como parte de las estrategias para prevenir casos de influenza estacional y limitar enfermedades respiratorias en temporada invernal, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, ha aplicado el 70% de las dosis de influenza, es decir, 238 mil 410 vacunas en beneficio de derechohabientes y no derechohabientes. La coordinadora de Salud Pública del IMSS, Sofía Reyes Niño, informó que a través de sus módulos de PREVENIMSS que se encuentran en cada una de las 44 Unidades de Medicina Familiar han aplicado la vacuna, sobre todo, a los grupos más vulnerables como los niños menores de cinco años, adultos mayores, personas con enfermedades crónicas y embarazadas. Los síntomas de alerta de la enfermedad tipo Influenza son cuando la persona presente o refiera haber tenido fiebre mayor o igual a 38°C, tos, postración, dolor torácico, dolor abdominal, congestión nasal o diarrea.

En menores de cinco años de edad, se considera como un signo importante la irritabilidad, en sustitución de la cefalea y en mayores de 65 años o en pacientes inmunocomprometidos, no se requerirá la fiebre como signo principal, así lo explicó Reyes Niño. La influenza es una enfermedad potencialmente grave que puede llevar a la hospitalización e incluso provocar la muerte. La vacuna anual contra dicha enfermedad es la mejor manera de protegerse y previene cada año millones de enfermedades y consultas al médico relacionadas con la influenza. La delegación Puebla a la fecha está arriba de la media nacional ya que supera el 60 por ciento de la aplicación de la dosis. Por último, Reyes Niño expresó que la vacuna también protege a los que nos rodean, incluidas las personas que tienen una mayor vulnerabilidad a sufrir una enfermedad. Por otra parte invitó a la población en general acudir a la clínica familiar más cercana para aplicarse la vacuna.