La taekwondoín Ana Zulema Ibáñez intentará destacar en los dos eventos que tiene en puerta

Huber García / Especial

 Con más de 400 medallas en torneos nacionales e internacionales, Ana Zulema Ibáñez ha trabajado intensamente para coronarse como la primera mexicana en ganar el Primer Grand Prix de taekwondo, además de ser la campeona de los Juegos Panamericanos Lima 2019. Ibañez ha tenido un año positivo, al consagrarse en el lugar cuatro del Mexico Open, tras cosechar dos de oro en free style y un par de bronces en tradicional por pareja e individual. “Fue una competencia muy gratificante por los resultados, también un día especial porque nos anunciaron a mí y a mi compañero Marco Arroyo que seríamos el equipo que iría al Primer Grand Prix en poomsae”, informó la estudiante de la Udlap.

Ana Zulema y su compañero fueron convocados directamente por la Federación Mundial, quienes llamaron a los ocho mejores del mundo a competir en la primera aparición de la especialidad formas, en el Grand Prix de Taekwondo; cuya celebración será del 7 al 9 de junio en Roma. Acto que para la atleta es el reflejo del trabajo hecho por meses, porque hará historia al ser la única mujer mexicana que asistirá para competir en pareja e individual. “Hay varios Grand Prix en el año, pero éste es el primero que entrará el poomsae y esperemos que tenga buen auge, que la audiencia responda ante esta modalidad, para seguirse metiendo en estas competencias”, compartió la miembro de los Guerreros Verdes, pues éste sería el camino de la modalidad que ella practica, para incluirse oficialmente como una competencia en Juegos Olímpicos, aunque tal vez no para Tokio 2020, sino para París 2024.

 Zulema ahora se mentaliza en la Universiada Mundial en Nápoles, Italia, del 3 al 14 de Julio y posteriormente en los Juegos Panamericanos en Lima, Perú, a realizarse del 26 de julio al 11 de agosto. “Siempre me he caracterizado por ser una persona que saca la casta ante todos esos retos que se presentan y los veo como oportunidades de seguir creciendo. He tenido varios obstáculos, lesiones con las que he lidiado antes de competencia y es en la adversidad cuando descubrimos nuestras mayores fortalezas. A lo largo de este camino, Ana Zulema significa ser guerrera y nunca dejar de luchar por aquello que quiere”, expresó la universitaria.