En el examen del Consejo Nacional de Certificación en Inmunología y Alergia, este nosocomio obtuvo una calificación de 84.37 como centro formador

Redacción

 De 13 centros formadores de médicos alergólogos del país, el servicio de Alergia e Inmunología Clínica del Hospital Universitario de Puebla (HUP) obtuvo el primer lugar como sede formadora de estos especialistas, quienes presentaron el examen del Consejo Nacional de Certificación en Inmunología y Alergia (CONICA) para obtener este grado. Este logro es muestra de la educación homogénea impartida a los médicos especialistas, ya que el examen nacional de certificación de esta especialidad consiste en una parte teórica que debe ser contestada en 3.5 horas y una prueba oral realizada por cuatro jurados, para adquirir la cédula profesional, detalló la doctora Aída Inés López García, jefa del servicio de Alergia e Inmunología Clínica del HUP.

Al comparar entre los centros formadores los resultados de los médicos residentes en ambas pruebas, el HUP obtuvo una calificación de 84.37 y se ubicó por arriba de los hospitales de Especialidades CMN La Raza y Regional Dr. Valentín Gómez Farías, los cuales ocuparon los lugares siguientes con promedios de 83.83 y 83.27, respectivamente. López García destacó que los médicos residentes, que forman parte de la primera generación de esta especialidad, reportaron un buen nivel de conocimientos en los exámenes escrito y oral. Además, “el 100 por ciento de nuestros egresados aprobaron con un nivel muy similar”. Este logro es resultado de un sólido programa académico autorizado en 2016 por el Consejo Universitario y adscrito a la Facultad de Medicina, mismo que además dispone de un plan operativo donde se plasman las actividades de los médicos residentes y demás personal del área. “Se trata de un plan de estudios propio, de acuerdo con los lineamientos de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado de la Institución, que tomó a consideración el programa de especialidades de la UNAM y cinco planes más. El resto de las sedes utiliza de base solo el programa de la UNAM”. Los residentes llevan una capacitación de acuerdo con el mapa curricular del programa académico, el cual se divide en cuatro seminarios: de atención médica, donde se revisan los temas del plan de estudios; trabajo de atención médica, para desarrollar habilidades y destrezas supervisado por su profesor; de investigación, en el cual lleva a cabo su proyecto, y de educación.

Es así que en la especialidad realizan un trabajo de investigación, tesis y manuscrito de publicación, para tener acceso a su examen profesional. Finalmente, deben presentar el examen nacional de certificación de la especialidad. En comparación con otros centros de formación, los egresados de la BUAP pueden atender a niños y adultos por igual. El mapa curricular consta de dos años, con una orientación profesionalizante y un total de 230 créditos. Dentro de los criterios de ingreso deben tener la especialidad en pediatría o medicina interna. INVESTIGACIÓN A FAVOR DE LA SALUD La doctora Aída López García, miembro de American Collage of Allergy, Asthma and Inmunology, USA, y del European Academy of Allergology and Clinical Inmunology, subrayó que otra fortaleza de la Especialidad en Alergia e Inmunología de la BUAP es la generación de conocimientos, a través de la investigación, aspecto que la ubica en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad del Conacyt. Tiene dos líneas de investigación: Diagnóstico de enfermedades alérgicas y Tratamiento de las enfermedades alérgicas. De estas se deriva, por ejemplo, un estudio del estatus de la vitamina D en relación a la severidad y persistencia de rinitis alérgica, así como un proyecto sobre la eficacia y seguridad de la inmunoterapia específica en pacientes con alergia respiratoria. El núcleo docente está conformado por los doctores Chrystopherson Gengyny Caballero López, Aída Inés López García y Sergio Papaqui Tapia, quienes son profesores investigadores de la Facultad de Medicina, pertenecen al Padrón de Investigadores de la Institución, tienen perfil Prodep e integran el Cuerpo Académico de Alergología, de reciente creación. Actualmente, los profesores participan como autores de capítulos de libros, de artículos médicos para publicar en revistasperiódicas y en la actualización de la guía mexicana de inmunoterapia.

UN RETO PENDIENTE

 Aída López García comentó que la meta de este año para el servicio de Alergia e Inmunología Clínica del HUP será solicitar el reconocimiento como Centro de Excelencia en Alergología por la Organización Mundial de Alergia (WAO, por sus siglas en inglés). Un reconocimiento que distinguiría a esta área como sede formadora con calidad a nivel internacional. Este reconocimiento se otorga a los centros considerados integrales. Al respecto, la académica expuso que estar en el PNPC del Conacyt es muestra de esta calidad e investigación.