Publicado originalmente en La Jornada

Ciudad de México. Expertos de México hallaron el primer templo dedicado a Xipe Tótec -“nuestro señor el desollado”-, un dios prehispánico de la fertilidad representado como un cadáver desollado, informaron el miércoles autoridades.

El descubrimiento fue efectuado durante excavaciones recientes en unas ruinas del grupo étnico popoloca, en el estado  de Puebla, informó el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Los expertos encontraron dos esculturas de piedra con forma de cráneo y una de un torso que representan a Xipe Tótec. De un brazo le colgaba una mano extra, lo que deja entrever que el dios vestía la piel de una víctima sacrificada.

Los sacerdotes honraban a Xipe Tótec desollando a sus víctimas y luego vistiendo sus pieles, ritual que era considerado una forma de asegurar la fertilidad y la regeneración.

Los popolocas construyeron el templo en un complejo conocido como Ndachjian-Tehuacán entre los años 1000 y 1260 d.C., y posteriormente fueron conquistados por los aztecas.

Por las narraciones antiguas de los rituales puede inferirse que las víctimas morían en combate al estilo de los gladiadores o por medio de flechas sobre una plataforma, y luego desolladas en otra. El trazado del templo en Tehuacán parece coincidir con esa descripción.

Ya se habían hallado representaciones del dios en otras culturas, pero no un templo completo.

Michael E. Smith, profesor de antropología en la Universidad del Estado de Arizona, escribió que “la innovación es que tienen un altar dedicado a Xipe Tótec, no sólo la presencia del dios”.

Pero hizo notar también que ese tipo de descubrimientos “que se hacen por primera vez” a menudo “no son muy importantes, y no es infrecuente que ese tipo de historias estén equivocadas”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.