Una da las válvulas de la planta ubicada en el puerto falló, por lo que charcos del químico peligroso se desbordaron

Infobae

Grupo México, la minera más grande del país, vertió accidentalmente 3.000 litros de ácido sulfúrico en el Mar de Cortés, componente químico altamente corrosivo que se utiliza para separar el cobre del mineral común, que en concentraciones de entre 5% y 15% causa irritación en la piel y ojos, y superiores a ese rango provoca quemaduras. Según un manual de la Organización Mundial de Trabajo acerca de las labores con químicos, cuando la sustancia se mezcla con el agua produce una cantidad grande de calor que puede causar incendios, dependiendo de la dosis de ácido involucrada. “Los peligros más graves de exposición al Ácido Sulfúrico se dan en derrames accidentales durante su transporte y manipulación. Niveles mucho más bajos están presentes en la atmósfera por oxidación de óxido de Azufre generado en plantas donde se libera como emisión. El grado de afectación a los diferentes individuos se ve agravado por enfermedades respiratorias crónicas como asma, a nivel respiratorio; enfermedades gastrointestinales crónicas, como gastritis, a nivel gástrico y enfermedades oculares o cutáneas, como conjuntivitis crónica o dermatitis”, dice un informe de la Environmental Protection Agency