Robotitus

Una antigua ballena de cuatro patas caminó en la tierra y nadó en el mar como una nutria. Las especies recién descubiertas aparecieron en el 2011 en un grupo de huesos fosilizados en la Playa Media Luna, una zona costera del Perú. Las mandíbulas y los dientes lo vincularon como un antiguo cetáceo, un miembro de la familia de las ballenas. Y siguieron más huesos. “Definitivamente nos sorprendió encontrar este tipo de ballena en estas capas, pero la mejor sorpresa fue su grado de integridad”, dice Olivier Lambert, paleontólogo del Real Instituto Belga de Ciencias Naturales de Bruselas. Las características de la mandíbula, los dientes y la columna vertebral, descritas el 4 de abril en Current Biology, no coinciden con ninguna otra cosa en el registro fósil, distinguiendo al esqueleto como una nueva especie, a la que nombraron Peregocetus pacificus (que significa “la ballena viajera que llegó al Océano Pacífico” ). Con 42.6 millones de años, es el esqueleto de ballena más antiguo que se encuentra en el Nuevo Mundo, aunque algunos dientes de ballena fosilizados de América del Norte pueden ser aún más viejos.