Infobae

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó el miércoles una orden ejecutiva destinada a poner fin a la controvertida separación de las familias de inmigrantes en la frontera, revirtiendo una práctica dura que se ganó el desprecio internacional. “Se trata de mantener juntas a las familias”, dijo Trump en la ceremonia de firma. “No me gustaba ver a las familias separadas”, agregó. El decreto, permite que los niños que cruzan la frontera sur junto a sus padres indocumentados se queden con ellos en centros de detención de inmigrantes durante un plazo de tiempo. El mandatario afirmó que su medida será “preventiva” y pronosticó que el Congreso acabará aprobando “legislación” sobre el tema. Al menos 2.342 niños inmigrantes han sido separados de sus padres entre el 5 de mayo y el 9 de junio, según las autoridades.

Las imágenes de los niños solos y encerrados en recintos, en algunos casos divididos a modo de jaulas, han generado un repudio sin precedentes a la decisión de Trump de separar a los hijos de los padres de inmigrantes indocumentados en la frontera sur, además de provocar una fuerte indignación en la opinión pública mundial.