Dulce Gómez Muñoz

La titular de la Gerencia del Centro Histórico y Patrimonio Cultural, María Graciela León Matamoros, informó que una vez que concluya el retiro de la réplica de la Capilla Sixtina del atrio de la Catedral de Puebla, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) deberá emitir un informe a la administración municipal sobre las condiciones en las que se encuentran las lajas y determinar si es necesario dar paso a una reparación y aplicar las sanciones correspondientes.

En entrevista, luego de asistir a las comisiones unidad de Movilidad y Turismo, la funcionaria indicó que actualmente el Gobierno Municipal únicamente hace las supervisiones que le corresponden en la parte exterior.

De este modo, precisó que será hasta que concluya el retiro de la réplica de esta capilla cuando se note si existen afectaciones a las lajas que en su mayoría tiene un valor histórico.

“Nosotros estamos esperando el reporte del mismo INAH, porque la parte de adentro de la Catedral le corresponde al INAH, es de competencia federal (…). Nosotros estamos haciendo las inspecciones en las partes de afuera y cuando se retire por completo pues ya daremos los resultados”, dijo.

Por lo anterior, León Matamoros dijo que es necesario esperar a la entrega de dicho reporte, y en caso de hallar daños la empresa encargada de la colocación deberá hacerse responsable.

Es importante mencionar que actualmente se lleva a cabo el desmantelamiento de dicha réplica, y en el lugar se observan a trabajadores haciendo diferentes movimientos con las lajas, no obstante, los movimientos no se observan al 100 por ciento debido a la colocación de lonas