Fotografía: Agencia Enfoque

María Muñoz
En Sesión de Cabildo, el presidente municipal de Puebla, Luis Banck Serrato, en compañía del gobernador del estado, José Antonio Gali Fayad, entregó su Informe de Gobierno a los regidores; ahí reconoció un repunte en el número de actos delictivos en la ciudad, empero, argumentó que dicha problemática no solo corresponde a la ciudad sino al país.

También con la presencia de los titulares de la Secretaría General de Gobierno (SGG), Diódoro Carrasco Altamirano y de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), Manuel Alonso García, y demás secretarios, así como regidores, declaró que en 2017 se registró una escalada de violencia y delincuencia en México y que afectó a Puebla Capital.

Incluso, relató que de acuerdo al Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) durante el año padado el numero de delitos en el país se incrementó en un 12 por ciento, en el estado 5 por ciento y en la ciudad 4 por ciento.

“Durante los últimos años, pero muy en especial en 2017 vimos una escalada de violencia y delincuencia en nuestro país que también afecta a Puebla. De acuerdo al Sistema Nacioanal de Seguridad Pública tan solo en el último año en el número de delitos en el país se incrementó en un 12 por ciento, en el estado 5 por ciento y en la ciudad 4 por ciento”, acotó.