Del total de casos, 11 han recibido sentencias condenatorias

Jesús Lemus

En los últimos diez años, el estado de Puebla ha registrado un total de 73 expedientes penales de mujeres que decidieron interrumpir su embarazo, previo a las doce semanas de gestación, de los cuales ya hay 11 sentencias condenatorias. El dato fue proporcionado por el Centro de Análisis, Formación e Iniciativa Social (Cafis), a través de la solicitud de transparencia 00177019 hecha al Tribunal Superior de Justicia (TSJ). Con base en las estadísticas presentadas por Cafis, en 2009 y 2010 se registraron cuatro procesos legales, para 2011 se redujo a un caso, para 2012 se disparó a 10 procedimientos, mientras que en 2013 bajó a ocho, aunque para el siguiente año subió a 12 litigios. Para 2015, la cifra se ubicó en siete procesos legales, para 2016 subió hasta 13, mientras que en 2017 fueron nueve, en 2018 se contabilizaron cinco y hasta marzo de 2019 se tiene conocimiento de cuatro procedimientos iniciados.

La directora de la agrupación, Natalí Hernández Arias, pidió no minimizar la propuesta que tiene el PRI para disminuir las penas por aborto en el estado de Puebla. Señaló que en los últimos diez años se criminalizan a las mujeres que deciden interrumpir su embarazo, previo a las doce semanas de gestación. Expresó que la reforma del PRI, que plantea pasar de un año a medio año de cárcel o considerar de 300 a 100 días de trabajo comunitario, evitaría que las mujeres vayan a la Ciudad de México a practicarse legrados por médicos que no tienen la experiencia. “Se tiene que trabajar en una propuesta para no criminalizar a las mujeres, los datos que se expresan aquí fueron recabados a través de una solicitud de información y, en Puebla hay 11 sentencias condenatorias por mujeres que abortan”, detalló Hernández Arias.