Lalo Rivera gana el debate

El candidato a la Presidencia Municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, sin lugar a dudas, fue el que mejor desempeño tuvo en el debate organizado por el Instituto Electoral del Estado (IEE). A pesar de los golpes bajos que le propinó la candidata de Morena, Claudia Rivera Vivanco, Lalo tuvo los reflejos de aplicar el judo político y regresarle el golpe con mayor fuerza. Palabras más, palabras menos, Claudia criticó la gestión de Lalo en el tema de seguridad pública; a lo que Lalo respondió que, en su plataforma (la de Claudia), afirmaba que el C4 tendría mayores atribuciones, lo cual es una barbaridad, ya que, desde hace años, dejó de tener ese nombre (ahora se llama C5) y es de jurisdicción estatal. Ante esta pifia de Claudia, no le quedó de otra que hacer mutis. Lalo pudo proponer sus 3 mil calles, reiterar que será el alcalde de la seguridad y, a su vez, desenvolverse de manera ecuánime. Es por ello que, hoy, la ventaja que tiene sobre Claudia es de +/- 9 puntos.

Al tiempo.

La miseria humana

Así calificó a la prensa poblana el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Luis Miguel Barbosa Huerta. Fustigó su desempeño en el presente proceso electoral con un tono muy parecido al que Andrés Manuel López Obrador utilizó en las elecciones de 2006 y 2012, donde el tabasqueño no salió beneficiado por el voto popular. En esta ocasión, que, se vislumbra, es la vencida, AMLO se percibe distinto ante su inminente triunfo el 1 de julio. Aun así, sus “militantes” en Puebla perciben que quien no opina a favor de ellos, son vendidos, instrumentos del morenovallismo y que carecen de ética periodística y moral. La amenaza va en serio, es la segunda ocasión que lanza la misiva sobre una ley de medios en Puebla y la Ley de Propaganda Gubernamental. Es decir, un bozal a la prensa incómoda. La demencia se ha apropiado de Barbosa. Tal parece que no comprendió el ejemplo de vida de su líder moral nacional, quien, por su actitud pendenciera y bravucona, perdió en dos ocasiones la Presidencia de la República. Muy mal hace al no tener asesores que lo llamen a la prudencia y le recomienden que lo mejor que se puede hacer ante la ola guinda que puede llevarlo al triunfo es, precisamente, ser P-R-U-D-E-N-T-E ¿Será que los acuerdos entre Moreno Valle y AMLO ya son una realidad y, ante ello, Barbosa está desesperado? De no ser así, no entiendo por qué tanta verborrea. En lugar de estar pensando en cerrar en zonas estratégicas de la entidad, se observa una ansiedad inusual. No sea que la vaya a cruzazulear y se lleve entre las patas a varios de su partido.