El cortometraje El Miedo se filmó en la casa del actor Julián Gil en Miami, Florida. Las grabaciones tomaron tres días y aborda la historia de una familia durante la pandemia.

Mino D’Blanc

 

El Miedo, cortometraje protagonizado por Julián Gil y dirigido por Jaime Segura fue reconocido en el EMMY Suncoast Regional al estar nominado en las categorías “Best Director” (segunda nominación consecutiva de Segura) y “Best Sound Design”, en la que ganó el premio Enrique Díaz. 

“Cuando recibí la noticia no lo podía creer. Estoy muy feliz y emocionado por estas dos nominaciones al Emmy Suncoast Regional. Reconozco el trabajo de nuestro brillante director Jaime Segura y de todo el equipo de producción y compañeros actores, que en medio de la pandemia y tomando las medidas de sanidad, me acompañaron en este proyecto. Estoy muy orgulloso de cada uno de todos y todas”, señaló Julián. 
Por su parte, el director Jaime Segura indicó: “Para mí haber podido sacar este proyecto adelante junto a un equipo tan talentoso, entregando lo mejor de cada uno por amor al arte en medio de la pandemia, es motivo de orgullo y satisfacción. Y aún más habiendo logrado estas dos honoríficas nominaciones. Gracias a Julián Gil, quien creyó siempre en el proyecto y nos dio su confianza e incondicional apoyo”.
Con equipos reducidos y tomando las previsiones de seguridad respectivas, se filmó el cortometraje El Miedo en la casa del actor Julián Gil en Miami, Florida. Las grabaciones tomaron tres días y aborda la historia de una familia durante la pandemia.
El guion fue escrito por Óscar Cortés y está dirigido por Jaime Segura, bajo la producción ejecutiva de Rafael Rodríguez y Jorge González, con la producción de Segura, Cortés, Juan Pablo Puentes y Julián Gil, quien también encabeza el elenco junto a Verónica Schneider y Alfredo Wolfermann. Son en total 30 involucrados entre crew y talento.
“La vida y la industria comienzan a arrancar con ciertas limitaciones, pero es el momento de ponerse creativos. Estamos felices de emprender este proyecto, es un producto de altísima calidad y una manera de demostrar que no todo está perdido, poco a poco nos vamos a ir activando”, afirmó Julián Gil.
Entre las medidas sanitarias que se tomaron en la casa convertida en set, están el uso obligatorio de mascarillas (con excepciones puntuales), áreas para desinfectarse, lugares especiales para la espera, así como la entrada restringida solo para quienes estén estrictamente involucrados en cada escena.