“El gobierno funcionaba antes como un Robin Hood al revés, se le quitaba al pueblo para dárselo a los ricos. Ya no”

Infobae

 Un imponente Lamborghini Murciélago estacionado a la puerta de la ex residencia presidencial en Los Pinos llama la atención. El vehículo con valor de más de 1.4 millones de pesos no es propiedad de algún acaudalado empresario o político, se trata de un bien confiscado por Hacienda que será subastado como parte de las actividades iniciales del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado. El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció este martes la subasta de vehículos de lujo para donar las ganancias a obras en zonas marginadas de México. “Ya está en funcionamiento el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado”, expresó AMLO en su conferencia matutina. “Vamos a tener una primera subasta de vehículos de lujo el domingo en Los Pinos y lo que se obtenga de esta subasta se va a entregar a dos municipios de Oaxaca que son de los más pobres del país”, agregó.

 El presidente que promueve una política de austeridad y que convirtió Los Pinos en un museo y zona de recreo público, ha insistido en la creación de una entidad gubernamental que use los recursos recuperados por temas de corrupción y crimen, para uso social. “Luego se van a subastar casas, departamentos que se tienen, para la atención a los jóvenes que consumen droga para rehabilitarlos, para eso se va a destinar lo de la venta de las residencias”, agregó. “La tercera subasta va a ser de joyas que se tienen de decomisos que han habido para poblaciones, en este caso, municipios de la montaña de Guerrero. Se está elaborando un plan con eso”. Ricardo Rodríguez Vargas, director del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) , también va a ser el director del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado. Así lo confirmó López Obrador.