Por: Renata Vázquez

El movimiento “El campo es de todos”, advirtió que si el Gobierno del Estado no entrega los programas sociales en los primeros tres mes del año, se corre el riesgo de que los 950 millones de pesos de recursos destinados para el agro poblano sean desviados para las campañas de los próximos comicios. El representante de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA) en el estado, Miguel Acundo González, solicitó al gobierno estatal y federal que de inmediato se preparen las condiciones para la entrega de los programas al campo en la entidad. Además los representantes de las organizaciones campesinas, pidieron al mandatario estatal, presidente del Consejo Estatal de Desarrollo Rural Sustentable, blinde los recursos para el campo y convoque a sesión de las mesas de trabajo para plantear las estrategias a seguir. Acundo González explicó que este 2018 es un año atípico por el proceso electoral en puerta; sin embargo, argumentó que la ley contempla que los primeros tres meses del año se efectúe la distribución de los programas, a fin de que éstos no se utilicen para otros fines. Afirmó que: “existe el riesgo que si en los primeros tres meses del año no se entregan los programas, para después del proceso electoral, las arcas queden vacías”. Asimismo, informó que el lunes 26 de febrero las organizaciones poblanas participarán en una concentración nacional en la Ciudad de México, para exigir la entrega de los recursos en este rubro, con el fin de evitar que éstos sean utilizados en asuntos electorales para inclinar la balanza a favor de un partido político.Detalló que existen programas que no pueden ser utilizados porque vienen desde un inicio etiquetados, como son el padrón de Proagro, Prospera, y 60 y más. Pero reconoció que en los comicios es cuando más se violenta la ley.