Eduardo Sánchez

En contradicción de los lineamientos de la 4T, desde el comienzo de su administración, Angélica Alvarado se ha negado a hacer pública y transparentar su declaración patrimonial, según consta en el Sistema de Portales de Obligaciones de Transparencia (SIPOT) donde solo se encuentra el acuse de entrega.

Cabe destacar que esta acción es contradictoria a las directrices de austeridad y transparencia que dicta la 4T y el partido político Morena, pues desde el año pasado, el presidente mencionó que todos los funcionarios, especialmente los de su partido, debían transparentar estos informes para no caer en actos de corrupción y mantener una línea de transparencia de su administración hacia los ciudadanos.

Por otro lado, el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Puebla (ITAIPUE) dio una calificación reprobatoria de 5.36 a la última medición de las obligaciones de transparencia del ayuntamiento presidido por Angélica Alvarado.