Casi se repite la historia.

Exclusivas Puebla

Una vez más un par de sujetos estuvieron a punto de ser linchados la tarde noche de este miércoles en el municipio de Acajeta a manos de una turba enardecida, tras ser señalados de conducir un auto con reporte de robo y de intentar secuestrar a un masculino. Los mismos pobladores que los retuvieron aseguraron que los detenidos, que resultaron ser hermanos, ya habían días antes atracado algunos locales y transeúntes de la región, por lo que ahora que fueron identificados, prefirieron detenerlos y “darles su escarmiento”. Incluso, se presume que algunos pobladores los señalaron de intentar secuestrar a una joven de esa comunidad, por eso decidieron también pedir apoyo para poder detener a los presuntos delincuentes.

Los presuntos delincuentes se identificaron como Miguel R. y Víctor Hugo R., ambos hermanos de 28 y 25 años, respectivamente, quienes, según los habitantes de este municipio, ya habían asaltado a varias personas, así como también viajaban a bordo de un auto con reporte de robo, mismo que era un Nissan, Tsuru de color blanco con placas de circulación MWT-96-89, que a decir de los pobladores se lo habían robado también. De acuerdo con datos oficiales, los presuntos secuestradores son oriundos de la junta auxiliar de La Magdalena Tetela, que están siendo investigados por parte de las autoridades competentes para poder confirmar la información de los habitantes respecto a que ya habían asaltado en la zona y circulaban a bordo de un auto robado. Aunque los pobladores no estuvieron conformes con el rescate de estos dos sujetos por parte de las autoridades estatales, para ser trasladados a la comandancia de la policía de esa localidad, datos oficiales aseguran que durante este jueves ningún ciudadano de Acajate se presentó para presentar denuncia alguna en contra de los dos hermanos. Cabe recordar que este fin de semana pasado, esta comunidad se estremeció al saber del brutal asesinato de dos hermanos en su casa, durante un asalto, cuando sujetos armados ingresaron por la fuerza y se toparon con un par de hermanos que intentaron defender a sus padres y su patrimonio, por lo que los delincuentes y ahora homicidas los acribillaron en frente de sus progenitores. Uno de ellos, era estudiante de la facultad de medicina de la BUAP, y ayer por la mañana sus compañeros llevaron a cabo una manifestación de protestas en inmediaciones del Hospital Universitario, para exigir justicia por el doble asesinato que conmovió no sólo a la población de Acajate, sino que también y una vez más a la comunidad universitaria.