Por: Es la moda

Convertirte en mamá no sólo cambia tu vida y tu rutina, tu cabellera también se verá involucrada. Si antes disfrutabas de una cabellera larga y suelta, esta nueva etapa hará que reconsideres dejarla así. El tiempo que tu bebé te demandará no te permitirá peinarla y cuidarla como antes; además, tienes que evitar que el cabello llegue a las manos y boca de tu bebé para evitar accidentes.

Así que si eres mamá primeriza o estás a punto de hacerlo, estos cortes de cabello te vendrán como anillo al dedo. No sólo te ahorrarán tiempo sino que te harán lucir hermosa. Chécalos y elige uno.

Un corte bob recto a la altura del cuello. te sentirás más ligera, linda y libre.

Si los cortes rectos no te convencen y quieres algo menos sencillo, pide un estilo asimétrico. Se ven espectaculares y no se robarán tu sensualidad.

Además de cortarlo dale un nuevo look y llévalo de lado.

Si eres mamá joven y tienes miedo a que un estilo corto te robe juventud, añade un fleco.

No le tengas miedo a los estilos más cortitos. No tienes que llevarlo como doñita, hay cortes súper chic y actuales.

Si eres una mamá diferente, atrevida y aventada, un corte pixie será definitivamente el mejor aliado en esta nueva etapa.

Imagina llevar a tu bebé por la calle luciendo así de espectacular.

Los cortes chiquititos no tienen porqué verse como los que se hace tu mamá o tu abuela…