Aseguró que no se necesita crear una ley así para proteger los derechos humanos y regular el uso de la fuerza

Dulce Gómez

Gabriel Biestro Medinilla, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, sentenció que no se legislará para crear una nueva ley para regular el uso de la fuerza pública en la entidad, como lo pide el gobernador José Antonio Gali Fayad, en su veto contra la abrogación de la llamada Ley Bala, el 17 de septiembre pasado, por considerar que era una ley que lastimaba a la población. Biestro Medinilla señaló que ayer 30 de octubre fue la fecha límite para que los diputados dieran respuesta a las observaciones del gobernador contra la abrogación, alegando que se requiere un marco jurídico nuevo, sin embargo, informó que buscarán apegarse a la Ley de Seguridad Pública vigente. En entrevista, el coordinador de la bancada de Morena aclaró que “no se necesita” crear otra Ley para Proteger los Derechos Humanos y regular el Uso Legítimo de la Fuerza pública del Estado de Puebla, nombre oficial de la también conocida como “Ley Bala”, ya que hay varios estados donde no hay legislaciones en la materia, como lo sugiere el Ejecutivo poblano, por lo que los diputados locales optarán porque se remita al Artículo 117 Constitucional.

“Las observaciones de lo que devolvió el gobernador, ya le tenemos que contestar el día de mañana, tenemos que enviar otra vez el asunto. Nosotros estamos con la idea que no se necesita otra Ley Bala, no es así, como en todos los estados existe, no es obligatorio. Lo que vamos a hacer será remitirnos al 117 Constitucional y ver cómo la Ley de Seguridad Pública se adecua para este asunto”, aclaró. En ese sentido, reiteró que los diputados morenistas no irán por leyes que “lastiman a la gente”, como, dijo, ocurría con la Ley Bala, que decretó en su tiempo el gobierno morenovallista. Misma situación por la que reprochó que las observaciones o vetos emanados desde el Ejecutivo estatal, son cuestiones políticas y no jurídicas. “Leyes que estén hechas para lastimar a la gente no las vamos a hacer. Todas estas observaciones, como les llaman a los vetos, son una cuestión más política que jurídica”, finalizó.