Gabriel Biestro declaró que no quitará el dedo del renglón hasta que el contrato se “eche abajo”

Jesús Lemus

El Congreso del Estado no ha bajado la guardia para anular el contrato a la empresa Agua de Puebla para Todos, que en los últimos años no ha cumplido de manera correcta con la prestación del vital líquido en la zona conurbana de la entidad, señaló el coordinador de los diputados locales del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Gabriel Biestro Medinilla, quien explicó que dicho contrato debió ser avalado en su momento por el Poder Legislativo. Puntualizó que la empresa, bajo el cobijo de Rafael Moreno Valle Rosas, ex gobernador de Puebla, logró el contrato a través de la Ley General de Servicios Públicos del Estado de Puebla. Mencionó que este segundo año de trabajo de la LX Legislatura será vital para anular este contrato que se entregó a la empresa por un plazo de 30 años, principalmente en municipios de la zona conurbada de Puebla. “El punto es que no vamos a dejar ese tema por la paz, yo estoy convencido que eso se va a echar abajo, que aunque sea una bola de nudos y nudos que hicieron, todo para que aunque la gente no lo quisiera se quedaran. Entonces lo haremos con cuidado, con mucho cuidado, para que no sea perjudicial para el gobierno, la gente y presupuestalmente”, dijo Biestro Medinilla. Agregó que un avance fue lograr la aprobación de la reforma a la Ley del Agua para impedir que se hiciera el corte del servicio de agua potable y drenaje, por ser un asunto de salud pública y derecho humano de todos.