De acuerdo con la alcaldesa, “no existen suficientes motivos para revocar a alguien de su cargo”

Eduardo Sánchez

Tras concluir el plazo fijado por la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco, para los cambios dentro de su gabinete, ningún funcionario ha sido removido, pese a la falta de resultados positivos ante los poblanos. Fue desde el pasado 10 de junio que Claudia Rivera Vivanco anunció en entrevista el plazo de dos meses a los integrantes de su gabinete para responder a las exigencias de la ciudad o, de lo contrario, serían destituidos. “Los titulares de las dependencias tienen mi confianza para dar los resultados y, también les mencioné, que estamos en un plazo que les hice saber a cada uno de ellos para dar resultados antes de hacer los movimientos, después de ese plazo yo les haré saber la estrategia de juego, cómo cambiará la alineación, reforzando la misma, pero al día de hoy cuentan con mi confianza”, declaró en su momento. Las secretarías que se encontraban en focos rojos eran: la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, a cargo de María de Lourdes Rosales, debido a la incidencia delictiva en la ciudad.

También se encuentran la Secretaría de Gobierno Municipal y la de Infraestructura, a cargo de René Sánchez y José Román, respectivamente. Sin embargo, el pasado lunes, la edil informó que existían evaluaciones positivas de estos titulares, aunque también señaló que los cambios se realizarían durante dicha semana. Al respecto, el pasado 5 de agosto, la morenista habló sobre los resultados de la evaluación del Instituto Municipal de Planeación (Implan), mismo que daba calificaciones altas a las dependencias antes mencionadas. Esto fue criticado por regidores, quienes señalaron que los lineamientos para la evaluación no eran objetivos. Aunado a esto, Vivanco dio marcha atrás a la presunta destitución de María de Lourdes, al declarar que “no existen motivos suficientes” para relevarla del cargo. Durante los últimos meses, Lourdes ha sido criticada por no poder atender el repunte en delitos del fuero común, entre otras problemáticas. Por otro lado, la Secretaría de Gobernación presumió una reducción de ambulantes de 80% en el Centro Histórico, al mismo tiempo que René Sánchez Galindo afirmó que pese a los recorridos que realizan policías para liberar la zona, existen reportes de ambulantes a los que catalogan como “toreros”. Al término de esta edición, no se recibieron reportes o información de parte del Ayuntamiento de la ciudad de Puebla sobre el tema y los posibles cambios que se han exigido durante el último año.