Incluso en el CH, donde Vivanco ha presumido la presencia de más elementos policiacos

Eduardo Sánchez

En sólo 9 meses se han registrado 15 intentos de linchamientos en la capital poblana, una cifra alta y que dio lugar a la próxima firma de convenio de seguridad entre el Ayuntamiento de Puebla y el Gobierno del Estado. La titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Lourdes Rosales Martínez, tras confirmar el número de incidentes, aseguró que los 15 se han dado principalmente en las juntas auxiliares. De acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Puebla ha registrado un total de 182 casos de linchamientos en los últimos 29 años, siendo el segundo estado en México con el mayor número de incidentes.

Raúl Plascencia Villanueva, ex titular de la CNDH, ha declarado que los linchamientos son el reflejo de que las autoridades incumplen con sus funciones en materia de prevención del delito y castigo a los delincuentes. Los casos en la capital poblana se han dado en pleno Centro Histórico, recordemos que semanas atrás se reportó un intento de linchamiento en la esquina de la 3 Norte y 2 Poniente, donde un presunto ladrón fue interceptado por ciudadanos, mientras emprendía su huida tras haber cometido un atraco. Ante esta situación, la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco declaró que en el primer cuadro del CH existe la presencia de la Policía Municipal, así como de la Policía Turística, sin embargo, esto no ha disminuido el elevado número de asaltos y la desesperación de los ciudadanos por justicia. En contraste, el presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico de Puebla, José Juan Ayala Vázquez, señaló que oficiales y la Guardia Nacional han mostrado un “relajamiento” que provoca a los delincuentes a retar a las autoridades. Así como señaló que faltan estrategias y seguridad en el primer cuadro de la ciudad, por lo que exhortó a la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco y a la secretaria de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), María Lourdes Rosales Martínez, a cambiar la estrategia de combate a la delincuencia.