Después de 32 años, desde la primera vez que realizó la maniobra, logró repetirla para registrarla en video y anunciar que no volverá a intentarlo debido a su edad.

Marco A. Escamilla

No existe nada más increíble en la vida de una persona que hacer lo que más disfruta sin importar la edad, y ese es el caso de Tony Hawk; un skater que, pese a su avanzada edad, continúa disfrutando cada momento al lado de su patineta, y es que hoy en día, Hawk es una de las figuras más representativas del skate a nivel mundial, tanto que hasta un videojuego llevó su apellido.

Y aunque el tiempo y no perdona a nadie, el talento y lo bien aprendido nunca se olvida, prueba de ello es que el skater de 52 años publicó un video el pasado jueves realizando su clásico Ollie 540 y posteriormente anunció que no volverá a intentarlo.

Cabe destacar que esta maniobra la realizó por primera vez hace 32 años: “En 1989 comencé a probar los ollie 540 como una broma, ya que parecía que no había forma de mantener una patineta en los pies durante un giro y medio en el aire. Pero, en algún momento, comencé a levantar la cola con la punta del pie trasero, lo que mantuvo mis pies en su lugar durante la mayor parte del giro”, menciona parte del texto con el que acompañó el citado video en Instagram.

Durante la grabación se puede apreciar a Hawk intentar el salto en múltiples ocasiones, sin rendirse, hasta que luego de caer en varios intentos lograra repetir con éxito uno de los movimientos que lo consagro en esta actividad,

“Lo he hecho durante los últimos 32 años, y mi técnica mejoró con el paso del tiempo. . .Pero se han vuelto más atemorizantes en los últimos años, ya que el compromiso de aterrizaje puede ser arriesgado si tus pies no están en los lugares correctos. Y mi voluntad de chocar inesperadamente contra el fondo plano ha disminuido enormemente durante la última década“.

Sin duda alguna el momento más emotivo fue cuando, después de conseguirlo y ser elogiado por las personas que presenciaron el hecho, la leyenda de la patineta rompió en llanto por la tristeza que significa que nunca más lo volverá a hacer. “Estoy un poco triste. Nunca he tenido mucha finalidad en nada, pero definitivamente fue la última que haré. A la mierda. Feliz de haberlo hecho. . . Gracias, chicos, por aguantar conmigo”.

Después de difundir el video en redes sociales se ha corrido el rumor de que el hombre del skate venderá el video en NFT, el nuevo furor del mundo de las criptomonedas. NFT refiere a Non-Fungible Tokens (no fungibles) y representa la nueva versión digital de las obras de arte, sellos o productos al que los usuarios le dan un valor. Es un tipo de token que vive en la cadena de bloques (blockchain) Ethereum. Para entenderlo mejor, representan activos digitales que en los últimos meses han comenzado a pisar realmente fuerte.

Durante distintos momentos en su carrera, el norteamericano ha sido calificado como una “leyenda”, entre otros múltiples elogios, recordando el mes de junio de 1999 cuando logró con éxito el primer 900 (dos vueltas y media en el aire) en la historia del deporte, suceso que fue registrado durante los XGames de ese año, maniobra que volvió a repetir en junio del 2016 justo a los 48 años, video que hoy en die cuenta con más de 11 millones de visualizaciones en la plataforma de YouTube..