Carolyne Rodríguez

La presidenta del DIF Estatal, Dinorah López de Gali, aseguró que, gracias al programa de Casa de Jóvenes en Progreso, han recibido a un gran porcentaje de jóvenes provenientes del Triángulo Rojo, los cuales estaban en malas prácticas. En entrevista, Dinorah López refirió que hay quienes ya se preparan para tener un empleo con lo aprendido, a través de los talleres que se imparten en estas casas. “Vengo de Amozoc, donde es muy recurrente el fenómeno de la deserción escolar, porque los jóvenes son captados por grupos delictivos, pero las mamás me fueron a decir que, por favor, no permitiera que estos espacios desaparecieran”, dijo. Indicó que el programa es muy productivo para los jóvenes, y las madres de familia están contentas, por lo que, sin duda, es una oportunidad de alejarse de la delincuencia organizada. Por otra parte, explicó que dejará un fondo para que, durante tres años más, continúen los programas de jóvenes en progreso; asimismo, explicó que han atendido a más de 19 mil jóvenes.