Por: Carolyne Rodríguez

Maximiliano Cortázar, vocero de la campaña de la coalición Por Puebla al Frente, miente al hablar de control absoluto al interior de Morena por parte de Andrés Manuel López Obrador, aseguró el dirigente estatal, Gabriel Biestro Medinilla, por lo que aseguró que, al interior del Partido Acción Nacional, sí existe un control absoluto por parte del ex gobernador Rafael Moreno Valle. En conferencia de prensa, antes de iniciar con las actividades oficiales de campaña, Biestro arremetió contra Cortázar, “hay un control absoluto, mismo del que se han quejado muchos militantes panistas, incluyendo a Francisco Fraile y Eduardo Rivera”. También, enfatizó que Cortázar vuelve a mentir al hablar de la imposición del candidato Luis Miguel Barbosa Huerta, y que mejor debería hablar de la imposición de Martha Érika Alonso como candidata a la gubernatura, y consideró que, al querer hablar de nepotismo en Morena, ataca a su candidata Martha Érika Alonso.

“Las declaraciones del Vocero Max Cortázar demuestran una vez más la preocupación de sus jefes, porque saben que van muy mal en las encuestas”, señaló. Por su parte, Luis Miguel Barbosa Huerta se burló de Cortázar: “el burro hablando de orejas”, pues aseguró que él no conoce la situación del estado, siendo que es de la Ciudad de México. “Él cobra por hacer labor política de guerra sucia en Puebla, es un profesional que viene a Puebla cobrando dinero, ‘el burro hablando de orejas’, él cobra por hacer guerra sucia en Puebla, ese es Max Cortázar”, dijo.

No hubo agandalle

Luego de que los representantes del partido ocupan los primeros lugares de las candidaturas plurinominales, Biestro Medillina descartó que haya sido agandalle, y explicó que esta provisión sólo es un reconocimiento a su labor al frente del partido. “He sido una persona que ha trabajado mucho tiempo en el partido, y finalmente, el partido decidió hacer este nombramiento, el cual agradezco, (…) no se trata de dedazos ni de imposiciones”, aseguró.