• La respuesta del gobernador a padres de niños hospitalizados en EL Niño Poblano fue inmediata

Martín Gutiérrez

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, cumplió su palabra y adquirió 200 quimioterapias para el tratamiento de niños y niñas con cáncer del Hospital para el Niño Poblano, por lo cual su terapia en esta unidad médica no será interrumpida.La Secretaría de Salud informó que el titular del Ejecutivo estatal cumplió la promesa que hizo a manifestantes por resolver el tema del desabasto de medicamentos.

Además, recibieron material para curación, mismo que será remitido a los Centros de Salud con Servicios Ampliados (CESSA) que también presentaban desabasto, por lo cual la ciudadanía podrá acudir a estas unidades a recibir los servicios que requieran.Con esta adquisición el gobierno estatal buscar garantizar el tratamiento para niños y niñas con cáncer, cuyos padres se manifestaron el pasado jueves en las instalaciones del Hospital para el Niño Poblano para exigir una solución, pues sus hijos se quedaron sin quimioterapias.